BlogVolver al blog

Enfermedades al corazón: prevenir es una inversión

12 de febrero, 2018 Adultos
Controlarse la presión y tener hábitos saludables son medidas de bajo costo y alto impacto.


La hipertensión y el colesterol alto son condiciones silenciosas que, la mayoría de las veces, sólo se conocen cuando ya han provocado algún trastorno como una enfermedad cardíaca o derrame cerebral. Sin embargo, cuando una persona tiene factores de riesgo, entre los que están comportamientos como la ingesta excesiva de sal o comidas chatarras, el tabaquismo, consumo de alcohol; condiciones como el sobrepeso o la obesidad, y familiares que han sufrido enfermedades cardiovasculares, el control y el cambio de hábitos es esencial.
 
El doctor Juan Carlos Venegas, jefe de la Unidad Coronaria de Clínica Las Condes, dice que el problema de los chilenos es que tratamos mal al corazón por flojera. “Desconocimiento no creo mucho, porque tenemos al alcance las noticias, información de que tenemos que tener una vida saludable, pero nos cuesta mucho, alimentarnos bien, tener el tiempo para ejercitarnos, dejar de fumar.

No tenemos tiempo para ir al doctor, hacernos un chequeo, no tomamos en cuenta cuando nos dicen que tenemos la presión alta. Son avisos que no tomamos en cuenta y creo que eso es un poquito de desidia”, enfatiza.
 
Es frecuente que personas hipertensas no tengan un diagnóstico, porque no van al doctor, o les hicieron el diagnóstico y como no tenían síntomas, pensaron que no valía la pena cuidarse o tratarse, sostiene el especialista. “Todas estas condiciones de riesgo son absolutamente asintomáticas, las puedes tener y si no te has hecho examen, no has ido al médico, no te vas a dar cuenta hasta que tengas el daño”, dice.
 
En Chile el consumo de sodio está entre 10 y 12 gramos al día, mucho más de lo que deberíamos consumir, que es de 4 a 6 gramos, y es un factor de riesgo de hipertensión arterial.

Síntomas como el dolor de cabeza, sentirse abochornado o escuchar un pito en el oído, que, si bien no son marcadores específicos, hay que tomarlos en cuenta y consultar al médico.


Tomarse la presión en forma frecuente



También ayuda, para lo que cual se puede ir a los consultorios públicos e incluso en algunas farmacias. “Tiene que ser bien tomada. Hay que llegar, tomar unos minutos de reposo, y la persona que la toma tiene que saber tomarla. Si se cumplen estas condiciones es un excelente punto para chequearse”, señala.
 
“La gracia es que es como una inversión. Invierto en cuidarme, en chequeos que tienen bajo costo. La prevención no es cara y no voy a tener enfermedades que tengan secuelas o mi riesgo va a ser más bajo, y voy ahorrar a nivel personal, familiar y como país”, dice.
 

Cifras que previenen enfermedades cardiovasculares

 

Glicemia:igual o menos de 100 mg.



Niveles mayores de glucosa (sobre todo en el caso de la diabetes) afectan el metabolismo, llevando a una producción de proteínas modificadas que facilitan la formación de ateromas o placas en la pared de las arterias.
 

Presión Arterial ideal: 120/80 mmHg.



Según los últimos estudios realizados por la Asociación Americana del Corazón y el Colegio Americano de Cardiología, los parámetros de presión arterial alta o hipertensión son para cualquier valor sobre 130/80. Esto indica que aquellos que tienen estos índices, tienen el doble riesgo de sufrir complicaciones cardiovasculares.

Cabe mencionar que la hipertensión no desaparece por sí sola, por lo que hay que consultar con un médico para tener un adecuado control de la enfermedad.
 

Colesterol total: igual o menor de 200 mg

.
 
  • De 200 a 239 ¡Alerta! Este nivel necesita cuidado. Es tiempo de hacer cambios en lo que comes, en la actividad física y en el peso.
  • De 240 y más: ¡Peligro! Estás en riesgo y debes consultar con un especialista. Las personas con colesterol alto tienen altas posibilidades de formar placas de ateroma, responsables de enfermedad cardiovascular.
 

Circunferencia de la cintura

 
  • Hombre: menos o igual a 95 centímetros.
  • Mujer: Menor o igual a 85 centímetros.

Aún cuando un individuo aparenta tener una contextura normal, si presenta mayor acumulación de tejido graso en el abdomen, corre mayor riesgo. En ellos, es frecuente la resistencia a la insulina, que desencadena cambios metabólicos que favorecen la enfermedad cardiovascular. A ello, la falta de ejercicio y la ingesta de exceso de hidratos de carbono refinados son la principal causa de obesidad abdominal.
 
Recuerda que Al menos un 80% de las muertes prematuras por cardiopatía y accidente vascular cerebral podrían evitarse si: Realizas actividad física. Dejas de fumar o dejas de ser un fumador pasivo de humo de tabaco. Integras a tu dieta frutas y verduras. Evitas alimentos con muchas grasas, azúcares y sal. Mantienes un peso saludable.
Fachada nuevo centro de la visión
Vista 1247 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Mortalidad de chilenas por infarto cardíaco duplica a los hombres y alcanza el 13%

04 de diciembre, 2018 Adultos

Contrario a lo que se cree, la patología vascular es la primera causa de muerte, tanto en hombres como en mujeres.

Leer más

Cuatro claves para prevenir enfermedades cardiovasculares

08 de noviembre, 2018 Tratamiento y Recuperación

Chequeos periódicos y mantener estilos de vida saludable son las principales recomendaciones de los especialistas.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios