BlogVolver al blog

Enfermedades al corazón: prevenir es una inversión

12 de febrero, 2018 Adultos
Controlarse la presión y tener hábitos saludables son medidas de bajo costo y alto impacto.


La hipertensión y el colesterol alto son condiciones silenciosas que, la mayoría de las veces, sólo se conocen cuando ya han provocado algún trastorno como una enfermedad cardíaca o derrame cerebral. Sin embargo, cuando una persona tiene factores de riesgo, entre los que están comportamientos como la ingesta excesiva de sal o comidas chatarras, el tabaquismo, consumo de alcohol; condiciones como el sobrepeso o la obesidad, y familiares que han sufrido enfermedades cardiovasculares, el control y el cambio de hábitos es esencial.
 
El doctor Juan Carlos Venegas, jefe de la Unidad Coronaria de Clínica Las Condes, dice que el problema de los chilenos es que tratamos mal al corazón por flojera. “Desconocimiento no creo mucho, porque tenemos al alcance las noticias, información de que tenemos que tener una vida saludable, pero nos cuesta mucho, alimentarnos bien, tener el tiempo para ejercitarnos, dejar de fumar. No tenemos tiempo para ir al doctor, hacernos un chequeo, no tomamos en cuenta cuando nos dicen que tenemos la presión alta. Son avisos que no tomamos en cuenta y creo que eso es un poquito de desidia”, enfatiza.
 
Es frecuente que personas hipertensas no tengan un diagnóstico, porque no van al doctor, o les hicieron el diagnóstico y como no tenían síntomas, pensaron que no valía la pena cuidarse o tratarse, sostiene el especialista. “Todas estas condiciones de riesgo son absolutamente asintomáticas, las puedes tener y si no te has hecho examen, no has ido al médico, no te vas a dar cuenta hasta que tengas el daño”, dice.
 
En Chile el consumo de sodio está entre 10 y 12 gramos al día, mucho más de lo que deberíamos consumir, que es de 4 a 6 gramos, y es un factor de riesgo de hipertensión arterial.

Síntomas como el dolor de cabeza, sentirse abochornado o escuchar un pito en el oído, que, si bien no son marcadores específicos, hay que tomarlos en cuenta y consultar al médico.
 
Tomarse la presión en forma frecuente, también ayuda, para lo que cual se puede ir a los consultorios públicos e incluso en algunas farmacias. “Tiene que ser bien tomada. Hay que llegar, tomar unos minutos de reposo, y la persona que la toma tiene que saber tomarla. Si se cumplen estas condiciones es un excelente punto para chequearse”, señala.
 
“La gracia es que es como una inversión. Invierto en cuidarme, en chequeos que tienen bajo costo. La prevención no es cara y no voy a tener enfermedades que tengan secuelas o mi riesgo va a ser más bajo, y voy ahorrar a nivel personal, familiar y como país”, dice.
 
 
Vista 177 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Diferencias entre angina de pecho e infarto

13 de junio, 2018 Adultos

Ambas condiciones son señal de un problema en las arterias y se pueden prevenir.

Leer más

¿HDL o LDL?: los límites seguros del colesterol

30 de mayo, 2018 Adultos

Factor de riesgo para sufrir infartos y enfermedades cardiovasculares, hay que procurar alcanzar el balance.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios