BlogVolver al blog

Controla tu presión arterial durante el embarazo

20 de septiembre, 2016 Maternidad
La preeclampsia o hipertensión en el embarazo no tiene síntomas hasta que se vuelve severa.

La preeclampsia o hipertensión en el embarazo es la principal causa de morbilidad y mortalidad materna y perinatal. Tiene origen en la placenta y afecta a entre el 3% y 5% de las embarazadas. Hasta ahora no se conoce su causa principal.
 
El síndrome se caracteriza en general por la elevación de la presión arterial y la presencia de proteínas en la orina. Aparece en la segunda mitad del embarazo (después de las 20 semanas) y desaparece después del parto.
 
Desafortunadamente es una enfermedad que en etapas iniciales normalmente no da síntomas, cuando los da, ya se trata de una pre eclampsia severa, con riesgo para la madre y el feto”, explica el doctor Andrés Pons, médico jefe del Centro Especializado de Vigilancia Materno Fetal de Clínica Las Condes.
 
Es difícil de prevenir, existe la posibilidad de dar aspirina en pacientes de riesgo o en que la ecografía de 11 a 14 semanas sugiere un alto riesgo, por lo que el control de embarazo debe incluir esta evaluación. Más importante aún es realizar el diagnóstico precozmente, por lo que siempre se debe tomar la presión arterial en los controles de embarazo, pues uno de los principales signos es el aumento de ésta después de las 24 semanas.
 
Cuando hay síntomas puede existir:
  • Dolor de cabeza
  • Zumbidos o un pito en los oídos
  • Destellos de luz
 
Además, existen otros síntomas como aumento del edema o retención de líquido en pies, manos o cara, por lo que es importante que se trate de un embarazo controlado por expertos en Medicina Materno Fetal.
Vista 1015 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Obesidad en el embarazo y sus riesgos

14 de julio, 2020 Unidad de Medicina Reproductiva

La obesidad es una enfermedad que sigue creciendo a nivel mundial y en embarazadas puede tener riesgos. ¿Cuáles son?

Leer más

¿Qué es la insuficiencia placentaria?

10 de julio, 2020 Tratamiento y Recuperación

Se trata de una complicación poco común del embarazo, pero capaz de causar crecimiento intrauterino retardado, parto prematuro o, incluso, la muerte fetal. ¿Cómo se diagnostica y cuál es su tratamiento?

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios