BlogVolver al blog

Mujer embarazada frente a la ventana

Inflamaciones pélvicas están relacionadas con el embarazo tubario

03 de marzo, 2019 Tratamiento y Recuperación
Entre las causas de inflamación pélvica, las enfermedades de transmisión sexual están relacionadas con esta condición.

Para que un embarazo llegue a su fin, lo normal es que se desarrolle dentro de la cavidad uterina. Pero, lamentablemente, no siempre ocurre así.
 
El doctor Carlos Fernández, ginecólogo de Clínica Las Condes, explica que cuando un huevo fecundado se implanta en el útero se habla de un embarazo normotópico. “Sin embargo, si el embarazo se implanta en otro lugar, y no en la cavidad uterina, hablamos de embarazo ectópico. Cuando lo hace en la tromba de Falopio, entonces se denomina embarazo tubario”, dice.

 

Razones que predisponen un embarazo tubario

 

Existen distintas razones para que esto ocurra, y las inflamaciones pélvicas -que están relacionadas con enfermedades de transmisión sexual- aportan mucho. “El embarazo tubario se produce por alteración en el transporte del óvulo o del óvulo fecundado. Se observa más frecuentemente asociado a alteraciones anatómicas provocadas por procesos inflamatorios, anomalías congénitas o tras una cirugía”, señala el especialista.
 
También se puede generar como retardo en la captación del óvulo, como ocurre en la ovulación contralateral, esto es cuando, por ejemplo, el que ovula es el ovario derecho, pero la fecundación se produce en la trompa izquierda y se implanta allí.

 

¿Cómo se puede prevenir un embarazo tubario?


 
“El embarazo tubario se relación más frecuentemente a la secuela de los procesos inflamatorios pélvicos, por lo tanto, su prevención sería evitar enfermedades inflamatorias pelvianas, principalmente las enfermedades de transmisión sexual”, insiste el doctor Fernández.
 
Es más, en las últimas décadas ha aumentado el número de embarazos tubarios. ¿La razón? “El uso de dispositivos intrauterinos y la mayor libertad sexual han aumentado el número de casos asociados a procesos inflamatorios pélvicos”, dice el ginecólogo.
 
Si una mujer ya tuvo un embarazo tubario, tiene más riesgo de presentar otro, pero eso es en términos generales. “Todo dependerá de qué tipo de alteración fue la causa asociada al embarazo tubario”, explica el especialista.
 
  1. Ovulación contralateral: Si fue por una alteración en el transporte del óvulo, es probable que esta no se repita.
  2. Proceso inflamatorio pélvico: Sin embargo, si se trató de un embarazo tubario secundario a una secuela de algún proceso inflamatorio pélvico, las probabilidades aumentan significativamente.
Vista 873 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

¿Menopausia precoz o falla ovárica prematura?

26 de marzo, 2019 Tratamiento y Recuperación

Ambas tienen las mismas consecuencias, pero se producen en diferentes etapas.

Leer más

¿Cómo prevenir una muerte perinatal?

25 de marzo, 2019 Tratamiento y Recuperación

Durante marzo se realizó en Clínica Las Condes una jornada de crecimiento fetal a nivel global y nacional, donde se conversó sobre la importancia de un diagnóstico temprano y de un seguimiento apropiado de embarazos de alto riesgo.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios