BlogVolver al blog

Parto natural a tu medida

29 de agosto, 2018 Maternidad
La mujer es libre de seleccionar quién estará en el parto y cómo quiere que sea.

La idea de un parto natural es que sea un parto no intervenido y en los tiempos que necesite la mamá. En ese sentido, elegir un parto natural en Clínica Las Condes, garantiza que todas las solicitudes de la madre se tomen en cuenta, pero también que todo la infraestructura y el equipo especializado esté disponible en caso de emergencia.

“La paciente que tendrá un parto natural con nosotros debe estar tranquila porque siempre habrá un equipo médico presente y completo, aunque no lo vea. Esto, para brindar la seguridad que necesita la mamá y la guagua, haciendo todo lo necesario y pertinente en caso de requerirlo”, señala el doctor Hernán Braun, ginecólogo obstetra del Programa de Parto Natural de Clínica Las Condes.

Parto a la medida

La idea es que la paciente tenga el parto como ella quiera, con las personas que quiera tener presente y en la posición que se sienta más cómoda.

De esta forma, el doctor se acomoda a los requerimientos de la pareja. “En la actualidad, lo único que no hacemos es el parto en el agua. Sin embargo, tenemos una tina grande en la sala de parto, la que usamos para el manejo del dolor y del trabajo de parto. Todo esto, porque no existe evidencia de que el parto en el agua sea beneficioso, de hecho, aumenta el desgarro y se ha visto que aumentan las infecciones”, sostiene el especialista.

En cuanto a la presencia de doulas, el doctor Felipe González, también ginecólogo obstetra del Programa de Parto Natural, indica que en la clínica su presencia está permitida y regulada. “Hay mujeres que deciden acompañarse por una doula que entrega compañía y asistencia, fundamentalmente en las horas previas en la casa. En Clínica Las Condes tenemos un listado con las que hemos trabajado, así que son bienvenidas. En resumen, la mujer es libre y decide estar con quien quiera en su parto, pero las decisiones técnicas y clínicas son tomadas por el equipo médico”, enfatiza el doctor.



En general, son muy pocas las excepciones en las que no se puede intentar un parto natural. Algunas de ellas son enfermedades infrecuentes de la madre o el feto, o cierto tipo de cicatriz de una cesárea previa.

Peso de la guagua

“Hoy es muy raro que tengamos que tomar la decisión de no intentar el parto por el peso de la guagua. Si pesa más de 5 kilos se plantea la cesárea, pero bajo ese límite todas deberían tener la opción de intentarlo y quedarse con la tranquilidad de que hicieron lo posible por un parto normal”, señala el doctor Felipe González.

Diabetes gestacional

La diabetes gestacional es de poco riesgo, requiere un seguimiento y un control distinto, pero se puede intentar. “En un modelo de clínica grande, integrado, con especialistas a la mano, creo que, si todo va bien y llega bien al final del embarazo, eventualmente se puede encontrar un equilibrio y se puede ofrecer el parto natural”, sostiene el doctor Felipe González.

Disautonomía

La disautonomía es una alteración del sistema nervioso que hace que las mujeres tengan una sobre respuesta a algunos estímulos y se desmayen ante estímulos dolorosos, por ejemplo. Según el doctor Felipe González, estas mujeres de todas maneras pueden tener un parto natural o cualquier parto en forma normal. “Si bien, no es categórico, al parecer el cuerpo de la mujer está preparado para tener un parto, incluso en las disautónomas. Hay mecanismos muy finos en la biología que van a permitir que estén despiertas y en control de la situación”, indica. Cabe mencionar que a veces se sienten mal, les puede bajar la presión, pero todo es controlable después del parto.

Cesárea previa

Si tiene cicatriz de cesárea, hay un pequeño riesgo de complicaciones, pero en un centro especializado que tenga capacidad de reacción en caso de que se presente complicación, también se puede intentar, sostiene el doctor Hernán Braun.

“Lo que hacemos habitualmente es que quienes han tenido cesárea previa ingresen en etapa más precoz del trabajo de parto para minimizar la posibilidad de complicaciones”, indica.

Por otro lado, depende de la cicatriz que tenga la paciente y de la razón por la que se le haya hecho la primera cesárea. “Hay pacientes que han tenido cesárea para las que no se puede ofrecer parto natural. En las cesáreas clásicas o corporales, la incisión se hacía en la mitad del útero y esas cicatrices tienen una probabilidad de romperse durante el trabajo muchísimo mayor”, dice.

Vista 1901 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

¿Los miomas uterinos pueden afectar la fertilidad?

22 de septiembre, 2020 Unidad de Medicina Reproductiva

Los miomas son tumores uterinos benignos frecuentes que pueden generar aumento de sangrado, dolor e incluso infertilidad. Conoce a continuación cómo detectarlos y tratarlos.

Leer más

¿Qué es el estudio genético de embriones?

08 de septiembre, 2020 Unidad de Medicina Reproductiva

Es un estudio que se realiza a los embriones obtenidos con técnicas de fecundación asistida y que permite determinar la presencia de ciertas anomalías genéticas. Conoce más a continuación.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios