BlogVolver al blog

Histerectomía laparoscópica: menos dolor, rápida recuperación

28 de febrero, 2020 Tratamiento y Recuperación
Extracción del útero con la técnica permite una intervención más precisa.

La histerectomía es la operación más frecuente en ginecología después de la cesárea, la que consiste en la extracción del útero o una parte de él, por causas como miomasendometriosis, prolapso del útero, hemorragia uterina anormal, dolor pélvico o cáncer. Se puede realizar vía vaginal, abdominal y laparoscópica, esta última es una opción menos invasiva.

El doctor Gonzalo Duque, ginecólogo de la Unidad de Medicina Reproductiva de Clínica Las Condes explica que con laparoscopía la extracción del útero se realiza a través de pequeñas incisiones. “La gran ventaja es que es un procedimiento mínimamente invasivo. Produce menos dolor y rápida recuperación. Las ventajas sobre la técnica vía vaginal son, sobre todo en úteros muy grandes, problemas de la trompa y los ovarios, que con dificultad se tratan con la técnica vaginal, pero muy bien con la laparoscópica”, indica.

De acuerdo con el especialista, la técnica laparoscópica permite una magnificación que no da el ojo, lo que permite ver mejor los nervios y vasos sanguíneos.

El doctor Jaime Albornoz, ginecólogo de Clínica Las Condes, indica que la técnica permite trabajar con una cámara de alta resolución para explorar el abdomen de forma precisa, pudiendo observarlo, además de las trompas, ovarios, intestino, hígado y estómago, por lo tanto, pueden diagnosticar otras patologías. “La visualización de órganos, de la pelvis, permite un procedimiento quirúrgico de manera más segura”, dice.

“La técnica laparoscópica permite enfrentar todo tipo de enfermedades ginecológicas, como miomas, otras causas de patología uterina, incluyendo precancerosa y cáncer. En Europa y Estados Unidos es la principal vía para enfrentar el cáncer cérvico uterino y de endometrio. En la actualidad, en Clínica Las Condes tenemos todos los implementos para hacer cirugía laparoscópica de cáncer”, agrega el especialista.

Cabe mencionar que cuando una mujer no ha tenido hijos, y tiene enfermedad uterina, para considerar la histerectomía laparoscópica primero hay que hacer todos los esfuerzos para tratarla de manera más conservadora.

Por otro lado, esta técnica también se puede realizar de forma asistida por el robot Da Vinci, perteneciente al Centro de Robótica, donde se opera mirando una pantalla, a través de pequeñas punciones en el abdomen, con instrumentos delgados y largos operados por el cirujano.

Tiene excelentes resultados, entre ellos una mejor recuperación, mayor precisión, y exige destrezas del cirujano, cuyo entrenamiento ha sido intenso y seguro durante los últimos meses, donde “la ventaja del robot es que no se cansa y permite maniobras que nuestras manos no pueden hacer. Se hace ideal para cirugías más largas”, explica el doctor Daniel Sfeir, ginecólogo de Clínica Las Condes.

En algunos casos que son más graves, esta opción es la más indicada y busca poner fin a distintas condiciones que afectan al útero, siendo las más comunes:

  • Fibromas uterinos (miomas): Son tumores benignos -no cancerosos- que crecen en el músculo del útero. Por lo general, los fibromas no presentan síntomas, no requieren tratamiento y normalmente se encogen después de la menopausia. Sin embargo, en algunas ocasiones pueden causar importantes sangrados o dolor. También se operan cuando su tamaño excede lo normal y, a causa de ello, comprimen los órganos vecinos.
  • Endometriosis: Ocurre cuando el endometrio -el revestimiento interior del útero- comienza a crecer fuera de él y sobre órganos adyacentes. Esta condición puede causar períodos menstruales dolorosos, sangrado vaginal anormal y, algunas veces, pérdida de la fertilidad.
  • Prolapso del útero: En estos casos, el útero se desplaza de su lugar normal hacia la vagina, debido al debilitamiento y ensanchamiento de los ligamentos y tejidos pélvicos. Los partos, la obesidad y la pérdida de estrógeno después de la menopausia pueden contribuir a la aparición de este problema.
  • Hemorragia uterina anormal: Consiste en un sangrado irregular, abundante o excesivo, que proviene del útero. Puede ser causada por fibromas o por cambios hormonales. También puede deberse a infecciones uterinas o a un cáncer.
  • Dolor pélvico: Puede tener múltiples causas. La irritación de los órganos pélvicos, que produce adherencias o cicatrices, es la más común. Ello puede deberse a una endometriosis, infección o lesión.
  • Cáncer.


 

Recuperación y vida sexual después de una histerectomía



Según el doctor Jaime Albornoz, la vida sexual de la mujer depende de muchos parámetros y no sólo de la existencia de útero. “Existen mujeres que nacen sin útero y tienen una vida sexual totalmente plena. Hay alternativas de cirugía: total, en la que se extrae todo el útero y subtotal, en la que se saca el cuerpo uterino y se conserva el cuello unido a la vagina, no existen diferencias significativas”, señala.

Después de una histerectomía total, debe pasar un período de 4 a 6 semanas para autorizar el reinicio de la vida sexual. Esto depende de la cicatrización de los tejidos y es variable de una paciente a otra.

Por otro lado, el doctor Gonzalo Duque dice que tras la extracción del útero, lo que más puede cambiar el comportamiento es si la mujer estaba activa hormonalmente y si se incluyó la extirpación de los ovarios. “En ese caso existe terapia hormonal para que pueda seguir con su vida normal”, indica.

Respecto al aumento de peso, el caso es similar. El doctor Albornoz, agrega que el útero es el órgano destinado a alojar el embarazo, cumple la función de incubadora y no produce hormonas ni afecta metabolismo de la mujer.

“Muchas veces se confunde cuando se saca también los ovarios, esa situación a veces produce cambios en el metabolismo, así como la terapia hormonal puede provocar cambios en el peso”, agrega el doctor Duque. “Muchas veces se confunde cuando se saca también los ovarios, esa situación a veces produce cambios en el metabolismo, así como la terapia hormonal puede provocar cambios en el peso”, agrega el doctor Duque.

Vista 32309 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Óvulos y fertilidad: algunos datos que deberías saber

09 de marzo, 2020 Maternidad

Su disminución y baja en calidad son algunas de las causas de infertilidad.

Leer más

¿Se puede mejorar la fertilidad?

02 de marzo, 2020 Tratamiento y Recuperación

Para mejorar le fertilidad se recomienda comer sano y evitar los baños de vapor, las duchas con agua muy caliente, el tabaco y los esteroides.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios