BlogVolver al blog

Hígado graso en niños

Hígado graso en niños

08 de marzo, 2018 Niños 0
Alimentos ricos en grasa y azúcar ha provocado un aumento de niños con problemas de sobrepeso y obesidad y, por consiguiente, la alteración en niveles de colesterol o hígado graso. ¿Cuándo consultar y en qué consiste el tratamiento?

En los últimos años el aumento en las cifras de obesidad y sobrepeso son alarmantes y, con esto, se suman las enfermedades asociadas a esta condición, tales como las dislipidemias (alteración de los niveles de colesterol y trigliceridos en la sangre), enfermedades cardiovasculares, insulinoresistencia, diabetes mellitus e hígado graso.

Según la doctora María Valentina Dolz, gastroenterólogo infantil de Clínica Las Condes, “la enfermedad por hígado graso, también denominada esteatosis hepática, se caracteriza por una acumulación de grasa en el hígado más allá de lo habitual. Inicialmente fue descrita en adultos alcohólicos, sin embargo, posteriormente se describió en pacientes no alcohólicos adultos y niños, denominándose esteatosis hepática no alcohólica”.

Inicio de la esteatosis hepática

La esteatosis hepática es la etapa inicial de la enfermedad, donde la acumulación de grasa en el hígado es capaz de producir una serie de sustancias inflamatorias que van dañando las células en forma progresiva.

“La inflamación secundaria a infiltración grasa se denomina esteatohepatitis y puede progresar a cirrosis hepática e incluso requerir trasplante hepático en estadios avanzados”, explica la gastroenteróloga infantil.

No está claro por qué algunos pacientes presentan esta transformación y otros no. Sin embargo, se sabe que el principal factor de riesgo es el sobrepeso y la obesidad, asociado a una susceptibilidad genética y a factores ambientales.

“El hígado graso es la principal enfermedad hepática crónica infantil a nivel mundial y requiere un alto índice de sospecha ya que, en su primera etapa, no tiene síntomas”, dice la doctora María Valentina Dolz.

¿Cómo se hace el diagnóstico de hígado graso?

El diagnóstico se puede sospechar a traves de una ecografía abdominal en la que se ve un cambio en la coloración del hígado. En algunos casos se asocia a la alteración de las pruebas hepáticas, lo que pudiera ser secundario a una esteatohepatitis. “Lamentablemente exámenes normales no descartan la enfermedad y en caso de sospecha requiere evaluación de un especialista y descartar otras causas de hígado graso y/o de alteración de pruebas hepáticas”, explica la doctora.

La confirmación diagnóstica se realiza con biopsia hepática, la que se hace en forma excepcional, ya que es un procedimiento invasivo, no excento de complicaciones.

¿Cuál es el tratamiento del hígado graso?

Es muy importante la sospecha en etapas precoces, ya que el daño puede ser reversible.

El tratamiento inicial y más importante es un cambio en el estilo de vida, aumentando la actividad física, bajando de peso y disminuyendo los hidratos de carbono de absorción simple.

“En casos seleccionados, en que se ha demostrado una resistencia insulina asociada, se puede indicar un medicamento coayudante. También se han usado antioxidantes y otros fármacos, sin embargo, aún es poco claro en niños”, agrega la doctora Dolz.

Vista 351 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

¿Qué es la incontinencia urinaria y la enuresis?

¿Qué es la incontinencia urinaria y la enuresis?

29 de mayo, 2018 Niños 0

El 29 de mayo se conmemora el Día Internacional de la Enuresis, la pérdida de orina de forma involuntaria. ¿Qué pasa cuando afecta a los niños? Conoce las preguntas más frecuentes.

Leer más

Aftas

04 de mayo, 2018 Niños 0

Tremendamente incómodas y dolorosas, las aftas orales son bastante comunes entre los niños y aparecen por múltiples razones.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios