BlogVolver al blog

Régimen blando en niños: alimentación en caso de diarrea

09 de octubre, 2018 Niños
La sopa de pollo tiene un efecto más psicológico que físico.

Frente a una diarrea en que el paciente -de cualquier edad- no está deshidratado y puede tomar agua, la alimentación debe tratar de mantenerse lo más normal posible. En menor cantidad, pero los mismos alimentos.

Así lo señala el doctor Germán Errázuriz, gastroenterólogo infantil de Clínica Las Condes. El régimen blando, de sopas, galletas de agua y arroz, por ejemplo, no sirven para recuperar la hidratación. Eliminar la leche (o echarle agua) y la fibra (frutas y verduras) hace que la diarrea tarde más tiempo en desaparecer.
 

“Un niño con diarrea si está muy deshidratado, debe ser hospitalizado si no puede comer. Si puede comer, hay que mantener la dieta, quitarle la leche o la fibra no corresponde. Puede comer verduras y frutas cocidas, porque la fibra evita la estitiquez y atrapa el agua”, explica el doctor Errázuriz.


Respecto a la hidratación, no deben usarse bebidas gaseosas ni jugos, porque tienen azúcar y atraen el agua. Tampoco bebidas rehidratantes para deportistas, porque la proporción de azúcar es alta y tienen poca sal. Lo mejor es el agua y sales de rehidratación.

Mientras más pequeño de edad o de tamaño es la persona, más riesgo hay de deshidratarse. “Un patógeno como un rotavirus, que provoca diarrea bacteriana, puede ser más severa en niños que en adultos. Hay que preocuparse si la diarrea provoca malestar general.

Si tiene un poco de diarrea y se puede alimentar, puede tomar líquido. Mientras orine, está bien. Es decir, sabemos que podemos hidratarlo”, dice. Si tiene fiebre alta y vómitos intensos es recomendable llevar al niño al pediatra o a un servicio de urgencia. “Si no es posible alimentarse, debe ser evaluado. Si puede comer, debe ser a cucharaditas, para evitar que en caso de vómito se deshidrate. Los probióticos también ayudan”, agrega el especialista.

“En el 90% de los casos o más no se requiere más que buena alimentación, hidratación y probióticos. Los antibióticos se utilizan en casos muy puntuales, ante patógenos como el cólera, por ejemplo”, dice el pediatra.
Vista 3233 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Miel de abeja y botulismo infantil: no todo son beneficios

16 de octubre, 2020 Niños

La miel es un conocido endulzante natural producido a partir del néctar de diferentes flores y plantas. Pese a sus grandes beneficios, no se recomienda su consumo en niños menores de 1 año, aún en pequeñas cantidades. Conoce aquí por qué.

Leer más

Comienza campaña de vacunación contra el sarampión 2020

07 de octubre, 2020 Tratamiento y Recuperación

Entre los meses de octubre y diciembre se realizará campaña contra el sarampión cuyo grupo objetivo será la vacunación de los niños desde los 13 meses a 5 años. Conoce más aquí.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios