BlogVer todas

Vacunas ministeriales y extra ministeriales

24 de julio, 2020 Niños
En nuestro país, los niños son vacunados gratuitamente contra diversas enfermedades a través del plan nacional del Ministerio de Salud. Además, existen vacunas optativas que cubren contra otros agentes infecciosos, o bien, protegen contra las mismas enfermedades, pero con mayor eficiencia y menos molestias. ¿En qué consiste cada una de ellas?

Esquema De Vacunación PNI (Programa Nacional De Inmunización)

 
  • Tuberculosis
 
La vacuna BCG protege contra la tuberculosis, infección causada por la bacteria llamada Mycobacterium tuberculosis que, generalmente ataca a los pulmones, aunque también puede afectar otros órganos del cuerpo.
 
En Chile, todos los niños son vacunados al nacer, antes de dejar la maternidad, lo que evita el desarrollo de la enfermedad de manera grave.
 
Su forma de contagio es de persona a persona. Es decir, se transmite cuando el enfermo tose o estornuda, eliminando las bacterias al medio ambiente, las que son inhaladas por otras personas.
 
  • Difteria
 
La difteria es una infección bacteriana grave, muy contagiosa, que afecta a las membranas mucosas de la nariz y la garganta. Los más propensos al contagio son los menores de 5 años y los adultos mayores.
 
En nuestro país se previene a través de una vacuna combinada que se administra en 6 etapas de la vida: 2, 4, 6, 18 meses y en escolares en 1º y 8º básico.
 
  • Tétanos
 
Si bien, el tétanos es una enfermedad infecciosa poco común en países más desarrollos, afecta especialmente a los mayores de edad, con una mortalidad muy alta (mayor al 60%).
 
La mayoría de estas infecciones se producen tras lesiones agudas en la piel (traumatismos, heridas, quemaduras), aunque en un menor porcentaje pueden aparecer en relación con úlceras por presión o abscesos crónicos.
 
El programa de inmunización contra el tétanos consiste en una serie de 6 dosis (a los 2, 4, 6, 18 meses y en escolares en 1º y 8º básico), seguida de una dosis de refuerzo cada 10 años.
 
  • Pertussis
 
El coqueluche o tos convulsiva es una enfermedad muy contagiosa, producida por una bacteria denominada Bordetella pertussis, la cual provoca una infección respiratoria que, en lactantes, puede llegar a ser muy grave.
 
Se previene con la administración de la vacuna hexavalente en los niños y niñas durante los primeros meses de vida (2, 4, 6 y 18 meses) y durante la etapa escolar (1° y 8° básico) con vacuna Tdpa, además de la vacunación en embarazadas desde las 28 semanas de gestación.
 
La protección en los lactantes se alcanza después de la tercera dosis, que corresponde a los 6 meses de vida. Por esto es muy relevante que nuestros hijos mantengan sus esquemas programáticos al día.
 
  • Enfermedad Invasora por Haemophilus Influenzae tipo b
 
Es un tipo de bacteria que se identifica con la sigla Hib y que puede causar enfermedades graves que pongan en riesgo la vida de las personas. Por esta razón, en Chile se administra la vacuna a los 2, 4, 6 y 18 meses.
 
Hace años, era la primera causa de meningitis bacteriana aguda y la segunda causa de neumonía bacteriana en lactantes. Sin embargo, con la introducción de la vacuna, en 1996, las cifras bajaron considerablemente, logrando una protección altamente efectiva.       
 
  • Hepatitis B
 
La Hepatitis B, es uno de los agentes que causa inflamación del hígado. Este se transmite por vía transplacentaria, transfusiones de sangre, accidentes corto punzantes o por actividad sexual con personas portadoras del virus. Puede evolucionar hacia la mejoría espontánea, formas graves con falla hepática o puede desarrollarse una forma crónica.
 
En Chile se aplica en un esquema de 5 dosis: al nacer y a los 2,4 6 y 18 meses.
 
  • Poliomielitis
 
La poliomielitis o polio es una enfermedad viral contagiosa que puede afectar la médula espinal causando -en los peores casos- dificultad para respirar, debilidad muscular o parálisis que potencialmente pueden deja secuelas motoras de por vida.  El virus se propaga cuando una persona se ha contaminado con las heces de una persona infectada.
 
La vacuna polio inyectable contiene virus inactivo.  De esta forma, el virus no se replica en el tracto gastrointestinal, no se eliminan por las heces, por lo que es una vacuna muy segura.
 
En Chile se aplica en un esquema de 4 dosis: a los 2, 4, 6 y 18 meses.
 
  • Neumococo
 
Esta bacteria es una de las principales causas de meningitis bacteriana, sepsis, neumonía, otitis y sinusitis en el mundo. La única forma de prevenir su aparición es la vacuna que se aplica en 3 dosis, a los 2, 4  y 12 meses. En prematuros (nacidos con menos de 37 semanas de gestación) se aplica una dosis adicional a los 6 meses de vida.
 
  • Meningococo  
 
El meningococo es una de las principales causas de meningitis bacteriana y sepsis. Se da con mayor frecuencia en menores de un año y preescolares.
 
Existen diferentes tipos de de meningococo que se denominan A, B, C, Y, W135, entre otros que suelen producir la enfermedad en brotes difíciles de predecir.
 
Para el control de esta enfermedad existen dos tipos de vacunas:
 
Una que protege contra 4 tipos diferentes (A, C, Y, W135) y que en el plan nacional se aplica en dosis única a los 12 meses. Recomendamos en forma adicional colocar dos dosis a los 2 y 4 meses.
 
Otra que protege exclusivamente contra el tipo B y que no forma parte del plan nacional. En Clínica Las Condes recomendamos colocar dos dosis en el menor de 6 meses y una tercera después del año de vida.
 
  • Sarampión
 
El sarampión es muy contagioso y sus síntomas más frecuentes son decaimiento, ojos rojos, fiebre alta, congestión nasal, abundante lagrimeo y tos de intensidad variable. Su erupción tiene típicamente un aspecto parcheado y es de color rojizo. Suele aparecer primero en la frente, extendiéndose posteriormente hacia abajo por toda la cara, el cuello y el resto del cuerpo hasta los brazos y los pies.
 
Esta enfermedad se puede complicar en algunos pacientes y llegar a poner en riesgo su vida.
 
Se transmite a través de las gotas de saliva desde alguien enfermo a una persona susceptible. Su período de incubación es de 14 días.
 
En nuestro país los niños se deben vacunar a los 12 meses y en primero básico en una aplicación en conjunto con rubéola y parotiditis.
 
  • Rubéola
 
Es causada por el virus rubéola y se transmite por vía respiratoria. Es altamente contagiosa en niños expuestos a otros afectados por esta patología. Es una enfermedad que se puede presentar en forma muy leve, a veces con fiebre baja, y mínimo malestar en general. Las lesiones de la piel son tenues, manchitas rosadas generalizadas y ganglios inflamados en la región occipital (cervicales posteriores). También existen personas afectadas que no presentan los síntomas.
 
La más importante complicación de la rubéola se presenta en mujeres que se contagian en el primer trimestre de embarazo. Ellas tienen riesgo de abortos y de que su hijo nazca con malformaciones o secuelas como microcefalia, sordera, cardiopatías y retraso mental. Por esto es importante la vacunación contra la rubéola (tres vírica) ya que hoy es una enfermedad poco común.
 
  • Parotiditis
 
La parotiditis o paperas es una enfermedad viral, que se transmite a través de la saliva y que causa inflamación dolorosa de las glándulas salivales. Sus complicaciones son poco comunes: meningitis,  puede inflamar el páncreas  y los testículos (orquitis); en casos más graves, puede afectar la fertilidad en el varón.
 
 
Hasta antes de 1990 las paperas eran comunes entre los niños, lo que comenzó a cambiar debido a la vacuna que, actualmente, se administra a los 12 meses y en primero básico.               
 
  • Hepatitis A       
 
Es una de las causas más frecuentes de hepatitis infecciosa y se puede prevenir en forma eficaz a través de la vacuna.
 
Esta enfermedad se produce principalmente por la ingesta del virus en alimentos contaminados, suele evolucionar en forma leve o autolimitada en la mayoría de los enfermos pero un pequeño porcentaje puede evolucionar a formas severas.
 
En Chile se coloca en una dosis a los 18 meses. Algunos médicos le recomendarán una segunda dosis al menos 6 meses después.
 
  • Virus Papiloma Humano
 
El virus papiloma humano (VPH) es la causa de una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes en el mundo. Gran parte de las veces no produce síntomas y, debido a eso, las personas no saben que están contagiadas. Existen cerca de 100 tipos de este virus. Hay algunos que son los llamados “de alto riesgo”, que pueden causar cáncer del cuello del útero y también están los que pueden producir otras enfermedades, ya sea en hombres como en mujeres.       
 
Por esta razón, la inoculación contra el VPH es a edad temprana, pues se recomienda antes de iniciar la actividad sexual. Se aplica a través del plan nacional tanto a mujeres como hombres en 4º y 5º básico.
 
  • Varicela
 
La varicela, o también conocida como peste cristal, es una enfermedad infecciosa producida por el virus varicela zoster, que se presenta más frecuente en niños entre 1 y 9 años, pero que también tiene incidencia en adolescentes y adultos, en quienes puede producir cuadros más severos. Sus brotes se producen principalmente en jardines infantiles y colegios a fines de invierno y comienzos de la primavera.
 
Por esta razón, se aconseja vacunar a todos los niños contra esta enfermedad que, pese a considerarse benigna, puede provocar problemas graves como sobreinfección bacteriana de las lesiones, meningoencefalitis y neumonía, además de malformaciones y complicaciones severas del feto o del recién nacido cuando la mujer contrae el virus durante el embarazo.
 
En Chile se aplica a través del plan nacional en dos dosis, a los 18 meses y a los tres años.
 
 

Otras vacunas recomendadas

 
 
  • Rotavirus
 
La infección por rotavirus es una de las más importantes causas de gastroenteritis en los niños.
 
La vacuna posee un 95% de eficacia contra las formas más graves de la patología, que frecuentemente exigen hospitalización. Se administra por vía oral en dos o tres dosis (según la marca),  la primera a partir de la sexta semana de vida y, la o las siguientes con intervalos entre 4 a 8 semanas. En el caso de aplicarse el esquema de dos dosis, la segunda no debe aplicarse más allá de los 6 meses y en el de tres, la última no más allá de los 8 meses.
 
  • Influenza
 
La influenza es un virus que puede producir una enfermedad respiratoria aguda, a veces grave, que tiene comportamiento de epidemia anual estacional. Se caracteriza por iniciarse de manera súbita, con síntomas como fiebre, dolor de todo el cuerpo (mialgias) y habitualmente dolor de cabeza.
 
La diferencia con los resfríos comunes es que la influenza tiene síntomas más intensos y la fiebre es alta. Cuando la influenza entra a una casa, se enferma entra el 20 y el 60% de la familia.
 
Por lo general, la enfermedad mejora sola después de unos días. Sin embargo, hay casos en que puede empeorar, presentándose como un cuadro grave de neumonía y otras complicaciones que pueden llevar incluso a la muerte. Por eso, es importante la vacunación temprana en pacientes de riesgo, como los niños en edad escolar, mayores de 65 años y personas con condiciones de riesgo de presentar complicaciones (asma, inmunodeprimidos, cardiopatías, etc).
Vista 684 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Jóvenes y actividad física

24 de febrero, 2020 Actividad Física

Durante las vacaciones existen distintas oportunidades para que los menores busquen como entretención el ejercicio y la recreación, pero ¿cómo mantenerlos durante todo el año? Conoce los beneficios de una vida en movimiento.

Leer más

Mi hijo moja la cama en la noche ¿Qué hago?

25 de mayo, 2020 Niños

La enuresis es la pérdida de orina involuntaria durante la noche y este 26 de mayo se conmemora en todo el mundo con el fin de crear una mayor conciencia del trastorno. En medio de la pandemia por COVID-19, ¿cómo podemos aprovechar el tiempo y ayudar a nuestros niños?

Leer más

Comentarios