BlogVolver al blog

Cuatro mitos sobre la vasectomía

03 de noviembre, 2017 Adultos
Pese a su alta efectividad, como método anticonceptivo aún es un procedimiento poco realizado. ¿Cuál es su ventaja?


La vasectomía es el método anticonceptivo más efectivo de todos y es también uno de los más simples. A pesar de eso, en Chile, durante el 2015, se realizaron sólo 120 intervenciones en el sector público, mientras que unas 150 mil mujeres se ligaron las trompas.
 
En ello, mucho tienen que ver algunos mitos que el doctor Cristián Palma, urólogo y andrólogo de Clínica Las Condes, se encarga de develar.
 
  1. Elimina la eyaculación: Falso. La eyaculación se produce en la vesícula seminal y la próstata y se ha constatado que tras una vasectomía sólo disminuye entre 2% a 3% su volumen. Lo que pasa por el conducto deferente –que es cortado en la cirugía- son sólo los espermatozoides.
  2. Provoca disfunción eréctil y hasta cáncer: Falso. No produce efectos colaterales ni cáncer. En Estados Unidos, por ejemplo, se realizan 200 mil vasectomías al año y no hay reportes relacionados con ello.
  3. No se puede revertir: Falso. Antes de los 10 años de realizada la cirugía, el 90% es reversible. Sin embargo, el especializa enfatiza en que hay que considerarlo un método anticonceptivo definitivo, por lo que si no están seguros, mejor no hacerlo. El 3% se arrepiente.
  4. Es compleja: Falso. Es mínimamente invasiva, ambulatoria y muy simple. La intervención total dura cerca de 15 minutos y no afecta la rutina. Lo único que no se recomienda es volver a hacer ejercicio en unos días, como tras cualquier operación, para evitar sangrado, aunque la incisión es mínima.
 

Ventajas de la vasectomía sobre todos los métodos anticonceptivos


 
La vasectomía es una cirugía a través de la cual se cortan los conductos deferentes, que llevan los espermatozoides desde el testículo (lugar donde se producen) hasta la próstata, la zona en la que se unen con el semen. Con ella, el hombre sigue eyaculando, pero es estéril.
 
Entre las ventajas que la hacen ser el método anticonceptivo más usado en los países desarrollado -en aquellas parejas que ya tuvieron los hijos que querían- está:
 
  1. Simplicidad: La cirugía es una pequeña incisión de 1 cm en el escroto, de donde se extraen los conductos deferentes. “No dura más de 10 a 15 minutos, tiene pocas molestias y su recuperación es bastante rápida”, señala el doctor Marcelo Kerkebe, urólogo de Clínica Las Condes.
  2. Es ambulatoria y mínimamente invasiva, al contrario de la ligadura de trompas, que es intraabdominal y habitualmente requiere anestesia general. “La vasectomía es bastante superficial, se puede hacer con anestesia local. Los conductos son superficiales a la piel, no hay mayor compromiso a órganos vecinos”, agrega el doctor Kerkebe.
  3. No requiere licencia. El procedimiento completo -desde que llega a la clínica hasta que se va de alta- dura entre 3 y 4 horas. El paciente puede hacer actividades normales el mismo día, aunque se recomienda no manejar, pero por el efecto de los medicamentos.
  4. No es dolorosa. Puede producir una sensación de molestia leve, controlable con analgésicos. Los casos de sangrado, hematoma o infección son mínimos.

 
Vista 9501 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

La importancia de la alimentación para evitar cálculos renales

28 de agosto, 2020 Tratamiento y Recuperación

El aumento de las personas portadoras de cálculos renales ha sido sostenido en las últimas décadas, lo que tiene que ver principalmente con los hábitos alimentarios. Conoce más a continuación.

Leer más

¿Por qué congelar espermios?

11 de agosto, 2020 Unidad de Medicina Reproductiva

Si bien la producción de espermatozoides se mantiene por mucho más tiempo que la de óvulos, existen motivos por los que un hombre debiese preservar sus espermios. Conoce más a continuación.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios