Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
logo clc
  logo clc
Instituto del Cáncer

¿Qué es el Programa de Alto Riesgo Oncológico?

Mujer abraza a su hija


Familias con múltiples integrantes con cáncer, personas que desarrollan esta enfermedad en edades infrecuentes (antes de los 50 años) y quienes padecen más de un cáncer o que tienen pólipos pueden integrar el Programa de Alto Riesgo Oncológico de Clínica Las Condes, único en su modalidad en Chile y que desde 2007 a la fecha, ya cuenta con un registro de 350 familias, las que acceden de por vida a la vigilancia de este problema de salud, consejería en estilos de vida saludables (para excluir otros factores de riesgo), apoyo médico y psicológico, y estudios de las mutaciones genéticas, con el fin de diagnosticar el cáncer hereditario en una etapa precoz e idealmente sanarlo. Para ello, una vez al año, a las personas adscritas gratuitamente a este programa se les solicitan exámenes preventivos.

Alrededor del 5% de los tumores malignos tienen un componente hereditario, pero gracias al desarrollo de la medicina genómica, que logró secuenciar el genoma humano, se han podido identificar mutaciones o alteraciones en el ADN de las células que los hijos recibieron de los padres, y que los predispone a padecer de cáncer en etapas tempranas o múltiples tumores.

El caso más recordado por todos es el de la actriz Angelina Jolie, quien tras conocer que era portadora de las mutaciones dañinas del gen BRCA, herencia de su madre quien falleció de cáncer de mama, decidió someterse a una doble mastectomía para reducir el riesgo. El cirujano coloproctólogo Dr. Francisco López, director de los Programas Preventivos Oncológicos de Clínica Las Condes (divididos en Riesgo Estándar y Alto Riesgo), recuerda: “Cuando se conoció esta noticia sobre Angelina Jolie, llegaron al Centro Clínico del Cáncer unas 15 familias al mes a registrarse en el Programa de Alto Riesgo, pero lo habitual es que lleguen 30 familias al año”.
 

Equipo multidisciplinario

 

Oncólogo, urólogo, ginecólogo, cirujano de mama, coloproctólogo, psicólogo, enfermeras de registro, más bioquímicos que hacen el estudio de las mutaciones, conforman el equipo de especialistas del programa del Centro Clínico del Cáncer. “No hay otro centro en el país que tenga un equipo multidisciplinario de alto riesgo”, asegura el Dr. López.

Y agrega: “Este equipo efectúa reuniones regulares para discutir los casos de las familias que están ingresando al registro. Para ello, una enfermera capacitada en esta área habla con el caso índice (primer caso de cada familia que llega al registro) y le pide, con consentimiento informado, que le entregue antecedentes de la salud familiar; entonces se construye un árbol genealógico y luego se hace el estudio de los genes involucrados que podrían estar causando este síndrome de cáncer familiar. Habiéndose diagnosticado la mutación, el equipo multidisciplinario se reúne y analiza quiénes de la familia son candidatos a realizarse el estudio genético molecular”.

Un estudio para el cual no es necesario viajar al extranjero, ya que desde 2007 -marcando un gran hito en el país- Clínica Las Condes cuenta con su propio Laboratorio de Oncología y Genética Molecular, uno de los pocos y más avanzados de Latinoamérica.
 

Efectividad del registro

 
 

“Más que el estudio genético (que algunas veces se justifica y otras veces no), la mayor importancia está en el registro, porque se le a la familia una pauta de seguimiento de por vida”, enfatiza el Dr. Francisco López. Y se refiere al registro familiar algo así como el “árbol genealógico del cáncer”. En ese sentido, la efectividad del registro también es primordial.

“Si nosotros somos capaces de mantener a estas familias vigiladas, lo normal es que en el primer caso de cada familia que llegue al registro (caso índice), su diagnóstico de cáncer probablemente sea alto (sobre el 30% o 40%), porque ellos no sabían o no tenían idea de este programa de prevención. Pero en la segunda generación, es decir, los hijos de ellos, en la medida que se mantengan dentro del registro, sus diagnósticos debieran reducirse en forma importante, o sea, de 30% bajar por lo menos al 10%. Así, se dice que este registro de síndrome hereditario familiar en el grupo de alto riesgo está siendo efectivo, porque está evitando el cáncer en esas familias”.