Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave. En caso de no tenerla, puede pedirla aquí

 
 
logo clc
  logo clc
Embarazo

¿Es riesgoso un embarazo si tengo una enfermedad inflamatoria intestinal?

La enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa son dos enfermedades inflamatorias gastrointestinales, cuya causa es multifactorial y está involucrada tanto la genética como el ambiente.

Ambas afectan principalmente a personas jóvenes, por lo que la posibilidad de embarazo es alta, ante lo cual los especialistas recomiendan estar siempre en control médico.

“Recomendamos que las pacientes que quieran embarazarse se sometan a una evaluación previa, que evalúe si la enfermedad está en remisión y tratar de no suspender medicamentos. De preeclampsia (hipertensión en el embarazo) tiene riesgo bajo como cualquiera, pero disminuimos mucho si se embaraza sin crisis”, indica la doctora Carolina Figueroa, gastroenteróloga de Clínica Las Condes.

“Son jóvenes, en edad fértil. Puedan hacer una vida normal, pero deben conversarlo abiertamente con el médico tratante previo al embarazo. Algunos antes las dudas de si la terapia puede traer consecuencias al bebé, suspenden el remedio y eso las expone a tener una crisis estando embarazada, lo que agrega más dificultad que si está en remisión previo al embarazo”, indica el doctor Jaime Lubascher, gastroenterólogo de Clínica Las Condes.

El especialista indica que casi todas terapias que utilizan, incluso las biológicas, se pueden usar durante el embarazo, excepto un inmunosupresor en la enfermedad de Crohn (metotrexaco) que debe ser suspendido seis meses antes. “Somos pro embarazo, pero necesitamos convicción de ustedes, de los ginecólogos y obstetras para dar apoyo necesario y seguir con tratamiento adecuado”, sostiene el doctor.

El doctor Lubascher agrega que cada vez que se atiende a un paciente con una enfermedad inflamatoria intestinal se trata de que el riesgo-beneficio de la terapia sea compensado hacia el beneficio. “Se ha visto que hasta cosas naturales puede tener riesgo. Si tiene alergia, enfermedades asociadas, cáncer, quimioterapia, los ponemos en la ecuación y decidimos la mejor terapia, tratamos de usar fármacos con menos riesgos. Lo más importante cuando iniciamos, sobre todo las primeras semanas o meses, son los controles periódicos”, enfatiza.


  Vista 2842 veces