BlogVolver al blog

hombre sentado

Alteraciones del ritmo cardíaco: ¿Cuándo consultar?

17 de noviembre, 2020 Tratamiento y Recuperación
Siempre es bueno que una persona con sospecha o síntomas que sugieran una arritmia o alteración cardíaca consulten a un cardiólogo para evaluación y ver cuáles son los mejores exámenes para el diagnóstico y definir si requiere o no tratamiento.

El doctor Nicolás Zamarin, cardiólogo de Clínica Las Condes y Centro Médico Chicureo, señala que también debería realizarse una evaluación cardiológica cualquier persona que vaya a iniciar actividad física intensa, ya sea competitiva o recreacional.

“Esto no solamente por arritmias que puedan no haber sido diagnosticadas previamente, sino como parte de una evaluación para descartar patologías que puedan agravarse con la actividad física, como enfermedades congénitas del músculo cardíaco o enfermedad de las arterias coronarias que puedan producir infartos”, explica el doctor.
 
En este sentido, complementa que “incluso en algunos países es obligación que todas las personas a los 16 años tengan una evaluación para poder realizar actividad física, situación que cada vez se exige más frecuentemente en colegios para realizar educación física y antes de actividades masivas como una maratón”.
 
Asimismo, el especialista agrega que también una persona con factores de riesgo cardiovascular debería tener control cardiológico periódico para evaluar el riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca y tomar las medidas para disminuir ese riesgo.
 
Cabe recordar que los factores de riesgo son:
   

¿Qué son las arritmias?

 
El doctor Zamarin indica que arritmia se refiere a cualquier ritmo anormal del corazón. Hay algunas que son benignas, pero hay otras que pueden generar complicaciones a largo plazo o pueden ser signos de otra enfermedad cardiovascular que requiere mayor atención.
 
Los síntomas de las arritmias pueden ser muy variados, pero principalmente son la sensación de un latido extraño, a veces más lento o más rápido, que se describe como palpitaciones. A esto se pueden agregar señales que debiesen alarmar y motivar una pronta consulta al Servicio de Urgencia:
 
  • Mareos.
  • Dificultad para respirar.
  • Dolor torácico.
  • Pérdida de conocimiento.
 
La forma de hacer el diagnóstico de una arritmia es el electrocardiograma de reposo. Sin embargo, como hay algunas que se manifiestan ocasionalmente puede ser necesario realizar un holter de ritmo de 24 horas o un test de esfuerzo para ver cómo se comporta el ritmo cardíaco.
 
También puede ser necesario un ecocardiograma para ver como es el funcionamiento mecánico del corazón, como es su tamaño y ver cómo funcionan las válvulas.
 

Tipos de arritmias

 
  • Bradiarritmias
 
Significa que la frecuencia cardíaca es más lenta; esto puede deberse a condiciones normales, como sucede en deportistas, y que no requieren tratamiento específico. En el otro extremo, pueden asociarse a patologías más graves de la conducción eléctrica del corazón, que pueden necesitar la implantación de un marcapasos para lograr una frecuencia cardiaca adecuada.
 
  • Taquicardias
 
Arritmias rápidas que hacen que el corazón tenga una frecuencia más alta; estas pueden necesitar medicamentos para normalizar el ritmo.
 
Dentro de este grupo de arritmias está la fibrilación auricular, que es más frecuente en personas de mayor edad o con enfermedad cardíaca de base. Además de hacer que el corazón vaya más rápido, tienen el riesgo de formar coágulos dentro del corazón que pueden ser enviados por la sangre a otros órganos como el cerebro y producir accidentes cerebrovasculares, por lo que los pacientes además necesitan tratamiento anticoagulante.
 
  • Extrasístoles
 
Son latidos extra del corazón, que se adelantan al ritmo normal, y que pueden necesitar tratamiento dependiendo que cual sea su origen, que tan frecuentes sean y cuales sean los síntomas que provocan.
 
Vista 6418 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Las mujeres también deben cuidar la salud de su corazón

16 de agosto, 2021 Tratamiento y Recuperación

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en la población femenina, por lo que es fundamental prevenir y diagnosticar a tiempo en caso de existir algún problema.

Leer más

Más del 50% de las muertes súbitas se deben a cardiopatía isquémica

05 de agosto, 2021 Tratamiento y Recuperación

La muerte súbita es la aparición inesperada y repentina de un paro cardiaco en una persona que aparentemente tiene buena condición de salud. Las víctimas presentan de manera brusca una pérdida completa del conocimiento y no responden a ningún tipo de estímulo. Pueden tener los ojos abiertos o cerrados, y en seguida, dejan de respirar. Es un paro repentino que puede ser mortal si no se trata en los primeros minutos.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios