BlogVolver al blog

Constipación

14 de septiembre, 2017 Adultos
La constipación es un síntoma que puede tener diferentes significados para los pacientes, pero en general se refiere al tránsito poco frecuente. Aunque comúnmente se produce por una dieta baja en líquidos y fibra, también puede tener otras causas.


La constipación es un síntoma que puede tener diferentes significados para los pacientes. En general, se refiere al tránsito intestinal poco frecuente, pero también se describe como una disminución en el peso o volumen de las deposiciones, el esfuerzo defecatorio, la sensación de evacuación incompleta, o la necesidad de enemas, supositorios o laxantes para mantener cierta regularidad.

Para la mayoría de las personas, es normal presentar deposiciones desde tres veces al día hasta tres veces a la semana. Otras pueden ir una vez a la semana o menos sin experimentar incomodidad o efectos deletéreos. El tránsito intestinal es afectado por la dieta. Una dieta promedio presenta 12 a 15 gramos de fibra al día. Aumentando el consumo de fibra y agua se logra mejorar el tránsito intestinal. El ejercicio también es beneficioso para el tránsito intestinal.

Alrededor del 80% de la población sufre de constipación en alguna etapa de su vida, y periodos breves de constipación son considerados normales. La creencia errada que se debe presentar al menos un movimiento intestinal al día ha llevado al abuso en la ingesta de laxantes.
 

¿Cuál es su causa?



Puede haber varias y a veces coexistir, siendo las principales el consumo inadecuado de fibra y líquidos, estilo de vida sedentaria y cambios ambientales. La constipación se puede agravar con viajes largos, el embarazo o los cambios en la dieta. En algunas personas es costumbre diferir el acto defecatorio.

Casos más serios de constipación incluyen factores obstructivos de la luz colónica o estrechamientos del colon, por lo que una constipación o cambio en el hábito intestinal debe ser siempre consultada con un coloproctólogo.

Rara vez, la constipación puede ser un síntoma de otras enfermedades, como la esclerodermia, lupus o trastornos del sistema nervioso o endocrino (tales como el hipotiroidismo, esclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson o lesiones de la médula espinal).
 

¿Pueden los medicamentos causar constipación?



Sí, muchos medicamentos pueden causar o empeorar una constipación previa, incluyendo:
  • Los analgésicos
  • Antidepresivos
  • Ansiolíticos
  • Medicamentos para la hipertensión arterial
  • Diuréticos
  • Suplementos de fierro y/o calcio
  • Antiácidos que contienen aluminio

Además, algunos pacientes que no son constipados, ingieren laxantes para presentar deposiciones diarias, resultando posteriormente con una constipación verdadera por abuso de laxantes.
 

¿Cuándo debo consultar al médico?

 
  • Cualquier cambio persistente en el hábito intestinal, ya sea una disminución o aumento en la frecuencia o tamaño de las deposiciones, o dificultad para evacuar, deben ser analizados por un coloproctólogo.
  • Cuando la constipación persiste por más de tres semanas.
  • Si aparece sangre en las deposiciones, se debe consultar lo antes posible.
 

¿Cómo se determina la causa?



La constipación puede tener muchas causas, por lo que se deben identificar para que el tratamiento sea lo más específico y simple posible. Primero, el médico debe descartar una causa anatómica o estructural, como una estrechez o tumor en el colon.

Usualmente, el tacto rectal es el primer examen, ya que es simple y provee bastante información para descartar algunas causas de constipación. La colonoscopía, una coloclisis y/o un enema baritado ayudan a excluir condiciones serias que causan constipación, como pólipos, tumores o enfermedad diverticular. De esta manera, el tratamiento se dirige a corregir el problema de fondo.

Otros exámenes pueden identificar problemas funcionales. Por ejemplo, el tiempo de tránsito colónico con marcadores radiopacos, donde el paciente ingiere una cápsula que contiene unos pequeños anillos, visibles bajo los rayos X. Posteriormente, se toman radiografías seriadas, lo que permite definir cómo está funcionando la musculatura del colon.

Otros estudios fisiológicos evalúan la función del ano y el recto. Estos exámenes muestran los reflejos de la musculatura anal, manometría anorrectal o el acto defecatorio en sí, como la defecografía.

En muchos casos no se logra identificar la causa específica de la constipación, denominándose a esta idiopática.
 

¿Cómo se trata?



La mayoría de los pacientes son exitosamente tratados con una dieta rica en fibras, mayor consumo de líquidos y cambios en el estilo de vida. Generalmente, se recomiendan los suplementos de fibra, que además ofrecen una serie de otros beneficios, como disminuir los niveles de colesterol, disminuir el riego de desarrollar pólipos colónicos y cáncer de colon y recto, así como ayudan a prevenir la enfermedad hemorroidal.

Los laxantes, enemas o supositorios deben utilizarse sólo cuando se indican y monitorizan por un médico.

Darse un tiempo específico cada día para el proceso defecatorio puede ser útil en algunos pacientes. En otros casos, el biofeedback puede ayudar a reestrenar la musculatura anorrectal.

En casos muy seleccionados, es necesario recurrir a un tratamiento quirúrgico para tratar la constipación. Esto lo determinará el coloproctólogo.
Vista 61555 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

¿Cómo evitar una gastroenteritis en estas Fiestas Patrias?

15 de septiembre, 2022 Alimentación saludable

Estos cuadros son comunes en esta época debido al consumo excesivo de alcohol y alimentos pesados.

Leer más

Enfermedades transmisión alimentaria ¿las conoces?

30 de agosto, 2022 Por ti vamos más allá

Descubre las distintas causas y como puedes prevenirlas.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios