BlogVolver al blog

Mujer joven amamantando a su bebé en casa

8 claves para una lactancia exitosa

09 de septiembre, 2022 Maternidad
Conoce hábitos y técnicas para este importante momento entre la mamá y el bebé.

La lactancia es uno de los procesos y desafíos más lindos de la maternidad, por lo que es importante estar informada y buscar apoyo cuantas veces sea necesario para no desistir en el intento. “La maternidad puede ser agotadora, sobre todo los primeros meses postparto, cuando se observan cambios físicos y emocionales a los que debemos poner atención las 24 horas del día. Fatiga, grietas en el pezón, dolor y sensación de falta de leche podrían dificultar el proceso de lactancia. Por eso, durante este periodo se recomienda delegar las tareas del hogar en familiares o amigas cercanas para poder comer, dormir y descansar mientras la guagua duerme. Con respecto a la alimentación, es importante comer de forma balanceada y variada, sin restricción de alimentos ni calorías, y escuchar al cuerpo, ya que la lactancia requiere alrededor de 500 a 1000 calorías diarias extras”, enfatiza la doctora Elizabeth Chong, ginecóloga obstetra CLC.

Consejos para una buena lactancia


La leche materna contiene todos los elementos nutritivos necesarios para el crecimiento y desarrollo de la guagua, así como los anticuerpos que los protegen contra infecciones y alergias. Te entregamos algunas recomendaciones para lograrlo de la mejor manera:
 
  1. La primera hora de vida es fundamental: la lactancia precoz, iniciada durante la primera hora de vida, es clave para el inicio y la mantención de la lactancia materna. Pero tranquila, si no se pudo llevar a cabo, no es un factor determinante para una lactancia exitosa.
  2. Dar pecho a libre demanda: la clave para una buena alimentación y producción de leche es ofrecer el pecho siempre que la guagua lo pida, incluidas las tomas nocturnas. Si no lo pide, hay que ofrecerlo con una frecuencia no menor a tres o cuatro horas durante el primer mes. La composición de la leche no es la misma al principio que al final de la toma, por lo tanto, debe ser la guagua quien decida cuándo dejar de tomar.
  3. Favorecer el contacto piel con piel y el alojamiento conjunto la mayor parte del tiempo.
  4. Evitar el uso del chupetes y tetinas durante el primer mes o hasta que se establezca la lactancia.
  5.  Lograr una buena técnica de acople: durante la succión, la boca del recién nacido debe cubrir gran parte de la areola mamaria y el pezón debe estar completamente dentro de la boca de la guagua, bajo el paladar blando, en la parte posterior de la boca.
  6. Hacerlo en un ambiente tranquilo: es importante que ambos se encuentren cómodos, relajados y en contacto piel con piel, lejos de muchos estímulos visuales y auditivos.
  7. Tener mucha paciencia: es uno de los pilares fundamentales. Siempre se debe buscar ayuda frente a dificultades y aceptar mucho amor y contención.
  8. Pedir ayuda: problemas como mastitis, grietas en el pezón, pezones planos, etc., se pueden solucionar con una asesoría adecuada y oportuna.

Hábitos que favorecen la lactancia
 
  • Dormir cuando la guagua duerme.
  • Delegar las tareas de la casa.
  • Mantener una dieta completa y equilibrada.
  • Llevar un adecuado consumo de líquidos.
  • Consultar precozmente frente a problemas de lactancia.

Técnicas para amamantar
 
  • Situarse en una posición cómoda con la espalda y los pies bien apoyados. Se recomienda usar un cojín para apoyar al niño o niña durante el amamantamiento.
  • La guagua debe estar siempre girada hacia la madre, abdomen con abdomen, quedando la oreja, hombro y cadera de la guagua en una misma línea.
  • Con una mano, sostener el pecho con los dedos alejados del pezón, de tal forma de moldearlo a la apertura de la boca del lactante. Con la otra mano sostener la cabeza del niño para dirigirlo.
  • Estimular el reflejo de apertura de la boca rozando entre nariz y labio superior del niño con el pezón.
  • Se debe dejar que la guagua huela el pezón, extienda su cuello hacia atrás y en el momento en que abre grande la boca, acercarlo al pecho.
  • El niño debe quedar con el mentón pegado al pecho, el cuello ligeramente extendido hacia atrás y la nariz apoyada en la mama. La lengua debe estar debajo de la areola para extraer la leche sin comprimir el pezón.
  • Amamantar no debe doler. Si duele, es importante revisar si el labio inferior quedó invertido y corregirlo. Si aún duele, retirar al niño y volver a ponerlo hasta no sentir dolor. Es importante saber que durante las primeras dos semanas podrías sentir dolor al inicio del acople, el cual debe durar solo unos segundos y ceder rápidamente con la succión de la guagua.




 
Vista 197 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Familia, reproducción y anticonceptivos

21 de septiembre, 2022 Familia

La importancia y beneficios de la planificación familiar.

Leer más

Conoce los gatillantes de la infección urinaria y cómo prevenirla

01 de septiembre, 2022 Tratamiento y Recuperación

Conoce cómo y por qué aparecen estas infecciones.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios