BlogVolver al blog

Embarazada en la playa

Consejos para un embarazo de verano

08 de febrero, 2019 Maternidad
El calor de estos meses puede producir generar cansancio y desgano en las mujeres embarazadas, sobre todo si están en los últimos meses de gestación. ¿Cómo disfrutar de manera saludable y llena de energía a la espera del parto?

El doctor Rogelio González>, ginecólogo obstetra experto en Medicina Materno Fetal de Clínica Las Condes entrega 8 consejos para sobrellevar estos meses de verano:


1-  Descansar lo suficiente Sin duda esta debe ser una prioridad, sobre todo porque las altas temperaturas aumentan la sensación de falta de energía. “Las futuras mamás deberían dormir al menos ocho horas al día y, si es posible, tomar una siesta a media tarde”, explica el doctor González.

Además, agrega que es importante saber reconocer los síntomas de los que se conoce como “golpe de calor”, que también puede producir cansancio o sueño, desgano, falta de aire, taquicardia o palpitaciones debido a una baja de la presión arterial.

Durante la mañana, o al bajar el sol, se puede realizar alguna actividad física moderada.

2- Mantener una buena hidratación Asociado a punto anterior, es muy importante una buena hidratación. “Lo recomendado es tomar cerca de 2 litros de agua al día durante el embarazo, y esto aumenta a 250 cc de agua por cada hora que se pase al sol”, comenta el ginecólogo obstetra.

El agua cumple una función muy importante, ya que es la encargada de llevar a la guagua los nutrientes necesarios para su desarrollo.

Por eso, en esta época del año hay que tener especial cuidado en evitar la deshidratación. Un signo de estar bien hidratada es tener una orina de color claro y no amarillo oscuro. Además, el agua permite mantener regulada la temperatura corporal y evitar así un golpe de calor.

3- Aliviar molestias de la retención de líquido en las piernas Con las temperaturas altas, la retención de líquido aumenta y se hace más molesta. La mujer embarazada debe, en lo posible, mantener las piernas en alto al descansar. Las ensaladas de apio, cítricos abundantes o perejil también ayudan como diurético natural.

4- Comidas livianas Olvídate de las frituras y las comidas muy pesadas, y prefiere los alimentos bajos en grasas y que tengan un buen aporte de proteínas.

Además, aprovecha que durante el verano existen múltiples opciones de frutas y verduras que son un aporte para tu salud y para el desarrollo de tu hijo que viene en camino. Según los especialistas, estas deben ser el principal componente de la alimentación durante el embarazo, debido a que entregan distintas vitaminas y minerales. Por ejemplo, la vitamina C, que se encuentra en muchas frutas y vegetales, ayuda a absorber el hierro, y los vegetales de color verde oscuro tienen vitamina A, hierro y folato, que son otros de los nutrientes importantes durante el embarazo.

Las frutas también favorecen la hidratación y su alto contenido de fibra ayuda a combatir el estreñimiento, muy común en el embarazo.

“Es importante evitar las carnes y pescados crudos, la mayonesa y los embutidos artesanales, por el riesgo de contraer infecciones gastrointestinales”, dice el especialista.

5- Cuidados en viajes largos En la elección del destino se debe consultar previamente a sitios especializados como el CDC Norteamericano para evitar lugares de riesgo de infecciones graves congénitas, particularmente el virus Zika.

Siempre que esté todo bien, puedes viajar de manera segura hasta las 36 semanas de embarazo.

Es importante realizar actividades para disminuir el riesgo de trombosis de las extremidades, en el caso de un viaje largo ya sea en avión o auto. Para ello, es necesario pararse y caminar cada dos horas o mover los pies, tobillos y dedos en forma constante mientras se está sentada. 

6- Disfruta la piscina Contrario a lo que muchos piensan, no existe riesgo de infecciones vaginales al bañarse o al hacer ejercicio en la piscina, ya que el tapón mucoso del cuello del útero y el mismo ambiente de la vagina impiden que se produzcan infecciones ascendentes que puedan perjudicar a la guagua.

Disfrutar de un buen baño también favorece la vasoconstricción, lo que ayuda a disminuir el edema o hinchazón en las extremidades, especialmente en las piernas.

Incluso se puede aprovechar el baño para realizar ejercicios suaves, de bajo impacto, que favorezcan la circulación y un mejor estado físico sin riesgos de lesiones.

7- Ojo con el sol Aunque el cuidado del sol no es algo exclusivo de las embarazadas, es importante saber que en esta etapa es necesario ser aún más cuidadosa. Esto, porque durante el embarazo se produce una hiperpigmentación en ciertas zonas de la piel, especialmente en la cara, que se conoce como cloasma, lo que puede verse incrementado por efecto del sol, produciendo unas manchas oscuras que incluso podrían mantenerse después del parto.

8- Mantener los controles prenatales Los controles prenatales no deben ser muy distanciados, especialmente durante el último trimestre del embarazo. Por eso, antes de partir de vacaciones, visita a tu ginecólogo para hacer un chequeo completo y para que te oriente en cómo actual frente a alguna emergencia que pueda suceder mientras estás fuera.

Mantén siempre a mano los teléfonos de tu doctor y de tu matrona para poder contactarlos si tienes alguna molestia. También es buena idea llevar un botiquín con medicamentos de uso habitual y permitidos durante el embarazo.

Prevenciones especiales:
 
  • Usa cinturón de seguridad correctamente sobre y bajo el útero gestante.
  • Evita baños en las termas, excepto si se dispone de piscinas temperadas normales con temperaturas tibias menores de 28 grados.

Llama tu doctor si tienes:
 
  • Contracciones uterinas frecuentes y/o dolorosas.
  • Sangrado genital.
  • Pérdida de flujo mayor que lo habitual.
  • Traumatismos que puedan repercutir en el embarazo o que impacten directamente el abdomen.
  • Cefaleas prolongadas.
  • Náuseas y/o vómitos persistentes.
  • Ingesta de un fármaco contraindicado por error.
  • Insolación y/o deshidratación.
  • Fiebre alta, dolores musculares y sensación de estado gripal severo.
Vista 460 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Ácido fólico desde antes del embarazo y durante todo el período

18 de marzo, 2019 Maternidad

Suplemento se debe iniciar unos dos meses antes del embarazo.

Leer más

Incontinencia urinaria: tipos y tratamientos

14 de marzo, 2019 Tratamiento y Recuperación

La prevención y consulta oportuna son clave en el tratamiento de la pérdida involuntaria de orina y también en la disminución de su impacto a la calidad de vida.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios