BlogVolver al blog

Bebe comiendo

¿Baby Lead Weaning (BLW) o papillas?

24 de marzo, 2023 Recién nacido
A continuación, aclaramos tus dudas respecto a estas dos líneas de alimentación complementaria.

La transición a la alimentación complementaria es un paso importante y actualmente existen diferentes formas de hacerlo, como el método Baby Lead Weaning o las clásicas papillas. Pero ¿cuál es la diferencia entre ambas? o, ¿cuál es la mejor opción para mi guagua?

La importancia de la lactancia materna exclusiva

El inicio de la alimentación complementaria es un proceso fisiológico en el que la guagua pasa desde la lactancia exclusiva a integrar a su dieta diferentes alimentos a la leche materna -cabe destacar que no es una sustitución a la lactancia, sino un complemento.

Así lo explica el equipo de Gastroenterología Infantil de CLC: “Es súper importante que las mamás sepan que el inicio de la alimentación complementaria no significa la suspensión de la lactancia materna. Cada vez hay mucha más evidencia de su importancia, de hecho, la Organización Mundial de la Salud -OMS- y la Academia Americana de Pediatría recomiendan la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses y luego complementar hasta incluso los dos años, porque se observan beneficios que van desde el tipo inmunológico hasta de apego”.

Alimentación complementaria

Existen diferentes métodos para ofrecer distinto tipos de alimento y cada vez van apareciendo nuevas alternativas, entre ellos, los más populares son las tradicionales papillas y el método Baby Lead Weaning -BLW-, que fue documentado por primera vez el año 2008 y que se ha ido adaptando hasta la actualidad.

“El BLW es un método alternativo de introducción a la alimentación sólida en el que el mismo lactante se alimenta y en la forma más pura, donde el bebé no usa cuchara, sino que toma los alimentos con las manos.  Obviamente se ha ido modificando, de hecho, en 2015 se modifica un BLW a una técnica mixta llamada Bliss, una alternativa más segura a la que se planteó en sus inicios”, comentan los expertos.

De acuerdo a los especialistas, ambas alterativas -BLW y papillas- son una buena opción para comenzar la alimentación complementaria.

¿Cuándo la guagua puede comenzar la transición?

Es importante mencionar que, para iniciar esta transición de forma exitosa, la guagua debe haber logrado algunos hitos fisiológicos:
 
  • Pérdida del reflejo de extrusión.
  • Sostén tanto a nivel corporal como del cuello y la cabeza junto con movimientos verticales a nivel de la lengua, que, por lo general, se logran al sexto mes de vida.

Los especialistas indican que lo fundamental es integrar diferentes grupos de alimentos a partir de esta fase: “Hay estudios que demuestran que existe una ventana muy estrecha entre los seis y 10 meses de vida para que se le pueda ofrecer a la guagua diferentes tipos de alimentos, que marcaran una diferencia en edades mayores de la infancia. Antes se creía que algunos grupos de alimentos debían darse en los meses ya cercanos al año, eso ya no es así, pues cuánto más temprano se integren es más beneficioso, por lo tanto, a los 10 meses ya se debería haber introducido la mayoría de los alimentos, ya que, después de ese periodo, la evidencia muestra cada vez más que se podría relacionar con trastornos de selectividad alimentaria entre los cuatro y seis años”.

En esto radica la importancia de integrar cuanto antes distintos sabores y texturas, ya sea en papillas o a través de BLW. Por otro lado, independiente del método seleccionado, este debe ser evaluado y guiado por un especialista y así aclarar dudas y definir lo que es mejor para el bienestar de la guagua.

Consejos para iniciar la alimentación complementaria

En BLW-Bliss, se debe tener consideraciones especiales para que sea seguro y aportar de manera integral la cantidad de nutrientes necesarios para lograr un crecimiento adecuado en el menor.

“Estos métodos deben ser asesorados correctamente, ya que, si no se toman las precauciones correctas, se puede producir un riesgo de asfixia o malnutrición de algunos nutrientes, que si no son aportados de manera adecuada podrían producir bajos niveles de hierro, zinc, vitamina D, entre otros, los cuales pueden ser de gran importancia y con su déficit causar algunas enfermedades en el menor”, mencionan los expertos.

A diferencia de este, en el método tradicional o de papillas, donde la integración de proteínas, frutas, verduras y cereales es mucho más fácil ya que queda todo mezclado homogéneamente, aunque tiene algunas desventajas como el hecho de no saber el punto de satisfacción del menor o no permitir que pueda reconocer las texturas de los alimentos.

Dado lo anterior, ambos métodos tendrían muchos puntos a favor y en contra para realizar una correcta alimentación complementaria, por ello para escoger el correcto, es necesario contar con la asesoría adecuada de una valoración integral y multidisciplinaria tanto por un pediatra, como por un gastroenterólogo y equipo de nutrición.
Vista 191 veces
Tags: BLW papillas
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

¿Qué es el síndrome de Rubinstein-Taybi?

29 de marzo, 2023 Tratamiento y Recuperación

Conoce más sobre esta afección de origen genético.

Leer más

Personas de talla baja

28 de marzo, 2023 Adolescentes

Conoce más sobre los trastornos del crecimiento, diagnóstico y tratamientos.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios