BlogVolver al blog

Consumo de alcohol y cáncer de mama

02 de agosto, 2018 Adultos
Es reconocido que el alcohol aporta muchas calorías, sin embargo, el efecto que más preocupa es su relación con mayor riesgo de cáncer, especialmente el de mama.

Desde el año 2017, el Instituto Americano de Investigación en Cáncer (AICR) estudia la relación entre alimentación y distintos tipos de cánceres. No obstante, ya en su reporte de 2012, se señaló la clara evidencia entre consumo alto de alcohol y el mayor riesgo de cáncer de mama, lo que se ha vuelto a reforzar en su último reporte de 2018.
 

¿Por qué se produce aumento del riesgo de cáncer de mama con el alcohol?


 
Según la doctora Verónica Álvarez,nutrióloga del Centro de Nutrición y Bariátrica de Clínica Las Condes, la relación es compleja y multifactorial, pero se considera que esto se debería a:
 
  • El alcohol aumenta los niveles de estrógeno.
  • Sus solventes permiten que los carcinógenos entren en la célula.
  • Interfiere con el metabolismo del ácido fólico, que es fundamental para la reparación del ADN.
  • Aumenta la producción de radicales libres.
  • Patrón dietario de quienes consumen alcohol, es probablemente menos sano que de aquellas personas que consumen menos, o no consumen alcohol, por lo que no recibirían todas las vitaminas necesarias, las cuales ejercen un efecto antioxidante y protectora de nuestras células.
 
“Se considera que un aumento de 10 gramos de alcohol se asocia a 5% de aumento de cáncer de mama en mujeres premenopáusicas, y a un 9% de en mujeres posmenopáusicas, considerándose que la evidencia es categórica en este último grupo etario”, explica la doctora Álvarez.
 
El mayor riesgo es para aquellas mujeres que consumen menos de 300 mcg de ácido fólico y más de 15 gramos de alcohol al día. Por el contrario, aquellas mujeres que consumen abundante ácido fólico en su dieta reducen su riesgo. “Esto sugiere que el aumento de riesgo asociado al consumo de alcohol se puede reducir con una adecuada ingesta de ácido fólico”, agrega la nutrióloga.
 
Cabe señalar que la ingesta recomendada de ácido fólico para los adultos es de 400 mcg al día.
 

La importancia del ácido fólico en la dieta

 
¿Por qué es tan importante el ácido fólico o folato?

Porque es importante para la formación y reparación de nuestros genes.
        

¿Cómo interfiere el alcohol con el ácido fólico?

Interfiere con la ingesta en la dieta, la absorción intestinal, el transporte a los tejidos, y con el almacenamiento y liberación desde el hígado.
 

¿Qué alimentos contienen ácido fólico?

La espinaca, almendras, maní y jugo de naranja son los alimentos con mayor aporte de folato o ácido fólico.
 
Además, en Chile, desde el año 2000 la harina para fabricar pan está fortificada con 220 μg de ácido fólico por 100 gramos de harina. “Esto se hizo para disminuir la aparición de defectos del tubo neural en los recién nacidos, por lo que no es difícil lograr una ingesta adecuada de ácido fólico en nuestro país. Es decir, este debería ser un factor que disminuya el riesgo de cáncer de mama en la mujer chilena”, explica la especialista.
 
Por ejemplo, una marraqueta que pesa 200 gramos aporta aproximadamente 200 μg de ácido fólico, y 2 rebanadas de pan molde que pesan 60 gramos aportan aproximadamente 110 μg de ácido fólico.
 
La doctora Álvarez también recomienda consumir lo menos posible de alcohol, sin exceder los 15 gramos de alcohol al día, lo que equivale a:
 
  • 450 ml (1 lata ½) de cerveza.
  • 188 ml (1 copa) de vino (tinto o blanco) y espumante.
  • 56 ml de whisky.
Vista 9777 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Día Mundial de la Obesidad: consejos de prevención de nuestros expertos

04 de marzo, 2024 Alimentación saludable

Este lunes 4 de marzo se conmemora el Día Mundial de la Obesidad con el objetivo de concientizar a las personas sobre esta enfermedad, que según la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha alcanzado proporciones epidémicas a nivel mundial. 

Leer más

El Poder Antiinflamatorio de las frutas de verano

12 de febrero, 2024 Adultos

Durante el verano, la naturaleza nos brinda un regalo refrescante y lleno de beneficios para la salud: las frutas de verano. Más allá de su delicioso sabor, frutas, como las frutillas, moras, frambuesas, maqui y cerezas, destacan por sus propiedades antiinflamatorias, convirtiéndolas en aliadas fundamentales para mantener el equilibrio del cuerpo y prevenir el estrés oxidativo.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios