BlogVolver al blog

Dos niñas juegan en la piscina

Asfixia por inmersión: aprende las maniobras que pueden salvar una vida

08 de enero, 2019 Urgencia
Llamar a un Servicio de Urgencia y realizar técnicas de reanimación cardiopulmonar (RCP) son actos cruciales en el caso de un ahogo.

Durante el verano aumentan considerablemente las atenciones de urgencia por ahogo y quienes están más expuestos a sufrir asfixia por inmersión son los niños entre uno y cinco años.

“Cuando una persona cae al agua, lo primero que ocurre es que se cierra la vía área y desde ese minuto deja de entrar oxígeno al organismo. Después de cuatro a cinco minutos de no haber recibido oxígeno, el cerebro comienza a dañarse y esas secuelas se hacen irreversibles en la medida que ha pasado más tiempo, lo que puede llegar a causar muerte cerebral”, señala la doctora Andrea Alba, pediatra de Clínica Las Condes .

El tiempo y la reacción oportuna son factores importantes ante un accidente de este tipo: lo primero es llamar de inmediato a un servicio de urgencia y, mientras llega la ayuda especializada, realizar maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP).

Los pasos a seguir ante un ahogo por inmersión son:

1. Sacar inmediatamente a la persona del agua y acostarlo boca arriba dejando todo el cuerpo en posición horizontal.

2. Rápidamente buscar la respuesta consciente, determinar si respira y si tiene pulso. En el caso de no tener respuesta de ningún tipo, se debe llamar inmediatamente al servicio de rescate o urgencia más cercano.

3. Comenzar la reanimación cardiopulmonar (RCP): las compresiones se realizan poniendo las manos en el centro del pecho, una arriba de la otra con los dedos entrelazados y manteniendo los brazos firmes con los codos estirados. Ocupando todo el peso del cuerpo se inicia la serie de compresiones, de un segundo cada una aproximadamente. Cada 30 compresiones en el tórax se deben hacer dos insuflaciones (respiración boca a boca).

Las compresiones deben continuar hasta que llegue la ayuda del personal de rescate. 

Además de conocer cómo actuar en estos casos, el llamado de los especialistas es a prevenir este tipo de situaciones, especialmente en los menores. “Hay recomendaciones específicas en cuanto a características de las rejas, escaleras, alarmas de caídas, toldos, etc. Pero lo principal es que los niños deben estar con la supervisión de un adulto de forma constante”, indica la doctora Alba.
 
Vista 217 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Síndrome de Prader-Willi: descontrol del apetito y conducta por causa genética

14 de agosto, 2019 Tratamiento y Recuperación

De no ser tratado de manera precoz este síndrome produce obesidad mórbida y otros riesgos asociados.

Leer más

Cinco datos que debes saber sobre la acondroplasia

12 de julio, 2019 Niños

Este trastorno genético afecta al crecimiento óseo y causa el tipo más común de enanismo.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios