BlogVolver al blog

Mujer con sobrepeso en sillón

Enfermedades cardíacas y coronavirus

14 de mayo, 2020 Tratamiento y Recuperación
Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo. En Chile, aproximadamente, fallecen 28.000 personas al año por este tipo de patologías. Por ello, en este contexto de pandemia, es importante conocer de qué manera una infección por coronavirus puede afectar a pacientes cardíacos.

El doctor Carlos Caorsi, cardiólogo de Clínica Las Condes, explica que se estima que, entre un  20 y un 40% de los pacientes con coronavirus, tienen una repercusión cardiovascular y que se presume que, en caso de contagiarse, las personas con antecedentes de enfermedades cardíacas pueden tener una expresión del virus más complicada.

“Hay que recordar que un porcentaje alto va a desarrollar la enfermedad por COVID-19 de manera asintomática o con síntomas muy leves, pero que también hay un porcentaje pequeño, pero significativo por la magnitud de la infección y por la cantidad de gente contagiada al mismo tiempo, que lo va a pasar mal. Esas personas cuando tienen comorbilidades, es decir, enfermedades asociadas, efectivamente tienen mayor riesgo”, agrega.

Asimismo, el especialista contextualiza que la mayoría de las enfermedades cardiovasculares se van desarrollando en el transcurso de los años, en la medida que uno se expone a distintos factores de riesgo como hipertensión, diabetes, colesterol, tabaquismo, entre otros.

El cardiólogo aclara a continuación otras dudas y temas respecto al coronavirus y la afectación por enfermedades cardíacas:
 

 

¿Cuáles son las principales recomendaciones para ese tipo de pacientes en el contexto de coronavirus?



Las ya conocidas como el distanciamiento social, la que también tiene sus consecuencias. Un estudio demostró un aumento de un 23% de las enfermedades cardiovasculares por el aislamiento, por lo hay que ser cautos y ocupar mucho el criterio. El aislamiento es muy bueno, pero hay que pensar que, en general, son pacientes de edad y que eso produce trastornos, más aún en los aspectos cognitivos. Hay que ir tomando medidas que sean paulatinas, escalonadas y que usen un concepto básico de criterio.  

 

¿Qué tan frecuente es la miocarditis por COVID-19?



Es bastante frecuente. Estos pacientes desarrollan un fenómeno inflamatorio generalizado, por lo que muchos pacientes con COVID-19 tienen depresión miocárdica, arritmia, insuficiencia cardíaca y otras manifestaciones similares, que son productos de la inflamación que produce el virus en el organismo.

 

¿Cómo se puede detectar que se está teniendo una enfermedad cardiovascular para consultar? ¿A qué síntomas hay que estar alertas?



Lo que la gente tiene más en la retina son los infartos. Estos, en general, debutan con un dolor al centro del pecho, el cual uno no localiza muy específicamente. Cuando el paciente es capaz de señalar un punto, eso habitualmente no es un infarto. Es una sensación de opresión que se puede irradiar al brazo o al cuello. Hay claves bastante simples para identificarlos:
 
  • Hoy se nos están confundiendo muchas consultas con crisis de angustia o crisis de pánico, que son muy parecidas. Si ustedes respiran profundo y el dolor se modifica, ya sea que aumente o disminuya, la probabilidad de que sea un infarto es muy baja.
  • Si usted camina y el dolor aumenta, eso puede ser un infarto.
  • La crisis de angustia habitualmente viene con una falta de aire, con una sensación de disnea. Un infarto, para que dé esa sensación de pérdida de aire, tiene que o haber un daño previo al corazón o ser un infarto muy masivo. Si se agrega hormigueo en los dedos, lo más probable es que sea una crisis de pánico
  •  
 

¿Es recomendable que pacientes con algún tipo de enfermedad cardíaca suspendan sus controles?



No. Eso es lo peor que pueden hacer. Es realmente un drama para nosotros como médicos porque hay que entender que hay un flujo constante de enfermos cardiovasculares que se están controlando y en los que hacemos pesquisa precoz, no solo en el servicio de urgencias, sino en las consultas médicas. Sé de pacientes que, por temor a infectarse, han demorado tres semanas en consultar por dificultades respiratorias y finalmente han llegado a una condición en que no se ha podido salvarle la vida. Tengo que decir que hoy día es más difícil infectarse en la clínica u hospital, que comprando alimentos, verduras, etc.

 

¿Podemos reforzar las medidas de Clínica Las Condes para una visita segura de sus pacientes?



A todos mis pacientes les he hecho el hincapié de que es muy seguro venir a la clínica. Se han aplicado todos los protocolos y medidas de seguridad para evitar contagios y así ha sido. Lo que pasa es que todos tenemos que estar dispuestos en algún momento a estar en contacto con el virus.

 

¿Es factible un control para un paciente cardíaco vía telemedicina?



Es factible, lo hemos hecho y creo que es una buena modalidad. Me ha tocado mucho interactuar con pacientes que tenemos en diferentes provincias, por ejemplo. Sin embargo, en nuestra especialidad, a un paciente con problemas cardiovasculares muchas veces se le necesita hacer un examen o tomar decisiones en forma inmediata; eso a veces en telemedicina, siendo una herramienta muy útil, es muy difícil.

 

¿Es recomendable que personas con enfermedades cardíacas sigan una rutina de ejercicio físico en su casa durante este período?



Yo sí recomendaría a la gente realizar actividad física, ya que eso nos permite tener nuestro sistema inmune nuestro aparato muscular y motor mucho más activo. En el caso de pacientes recién operados del corazón, lo más importante es hacer actividad aeróbica. La actividad aeróbica, la que se puedes hacer caminando, en bicicleta o elíptica al interior del hogar.

 

¿Es probable que un paciente sim antecedentes cardíacos quede con alguna secuela o lesión en el corazón tras contagiarse con coronavirus?



Sí. Es posible. Primero, solamente la infección por COVID-19 puede generar una miocarditis y un síndrome inflamatorio. Además, parte del tratamiento te puede dejar un daño: la hidroxicloroquina es un medicamente que es de cuidado. Un 50% de esos pacientes que recuperarán su función cardíaca, pero que pueden producir arritmias, trastornos, insuficiencias cardíacas. Asimismo, existe un 30% que va a recuperar su función cardíaca después de 7 años luego de tomar el remedio.
Vista 1707 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Trasplantes en pandemia: Un año complejo para la donación de órganos

24 de septiembre, 2020 Tratamiento y Recuperación

Este 27 de septiembre se celebra el Día Nacional del Donante de Órganos, conmemoración que este 2020 se realiza en un contexto marcado por una baja considerable en el número de trasplantes a causa del COVID-19. ¿Qué cuidados deben tener los pacientes y cuáles son los consejos del equipo del Centro de Trasplantes?

Leer más

Horarios de consultas por Coronavirus

24 de agosto, 2020 Por ti vamos más allá

Conoce nuestros nuevos horarios, diseñados especialmente para mejorar el servicio con toda la seguridad necesaria por la pandemia COVID-19.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios