Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
  CLC
CLCCLC
CLC
Dermatología

Dermatitis Seborreica

 

Dermatitis Seborreica

Es una enfermedad inflamatoria de la piel, muy frecuente, que afecta principalmente el cuero cabelludo y las áreas seborreicas de la cara, donde las glándulas que producen el sebo, están más concentradas y activas. Afecta tanto a niños como a los adultos y es más frecuente en los varones.

Su origen se debe a una composición anormal del sebo y a la presencia de un hongo que reside normalmente en nuestra piel (Pityrosporum ovale). La evolución puede ser autolimitada (cede espontáneamente), intermitente o permanente (crónica).

En los niños, generalmente aparece en el período de lactante, entre los 3 a 8 meses de vida. Se manifiesta por una descamación amarillenta o blanquecina, grasosa y adherente en la parte superior de la cabeza, también conocida como “costra de leche”. Además, puede aparecer enrojecimiento y descamación en los pliegues del cuello, axilas, ingles y detrás de las orejas. En la mayoría de los lactantes no produce picazón y tiende a desaparecer espontáneamente.

En los adolescentes y adultos, la Dermatitis Seborreica frecuentemente aparece en el cuero cabelludo, con leve enrojecimiento, picazón y descamación grasa (caspa grasosa adherida).

En la cara es típico el compromiso de las cejas, zona del entrecejo y alrededor de la nariz y ocasionalmente los bordes de los párpados con leve enrojecimiento y fina descamación blanca.

En los niños deberá usarse vaselina líquida con ácido salicílico en bajas concentraciones en el cuero cabelludo, para retirar la descamación, si ésta es persistente o está muy adherida.

En los adultos se utiliza un shampoo y cremas con medicamentos para eliminar hongos y sólo en casos severos, se utilizan lociones con corticoides, para ayudar a desinflamar la piel.

Si la Dermatitis Seborreica es de curso crónico o severa es aconsejable consultar al dermatólogo, para poder diferenciarla de otras enfermedades que pueden afectar al cuero cabelludo, como la Psoriasis.