Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave. En caso de no tenerla, puede pedirla aquí

 
 
logo clc
  logo clc
Niños

Cinco recomendaciones para que los padres apoyen a sus hijos en el colegio

Haber vuelto al colegio significa, para algunos niños, un regreso a la rutina que no quieren experimentar, por lo que el apoyo de los padres puede ser fundamental en esta etapa.

Para continuar las clases sin mayores sobresaltos, los especialistas indican hacer que los niños participen del proceso, por ejemplo, planificando juntos e ir organizando la rutina paulatinamente, en cuanto a horarios de estudio, de descanso y alimentación.

La doctora Andrea Contreras, neuróloga del Centro del Sueño de Clínica Las Condes, destaca la relevancia de acoger a los niños y conversar sobre las expectativas del nuevo año, tranquilizándolos y motivándolos a planificar sus diferentes actividades y deberes. El apoyo de los padres es clave, por lo que entrega algunos consejos:
 
*Comparte tu propia experiencia. “Compartir experiencias personales relativas a la misma época, de manera de darle mayor confianza frente al nuevo año que comienzan, es una buena alternativa", dice.
 
*Trabajen juntos. Los padres ejercen un rol esencial en la recuperación de la rutina escolar, por lo que acompañarlos, revisando en forma conjunta sus rutinas escolares, por ejemplo, los útiles que utilizarán, acogiendo sus preocupaciones o aprehensiones ante el nuevo año, los ayudará a tener confianza.

*Liderar en los horarios. Los padres deben mantener un papel activo en el control de los horarios de sueño y de alimentación, con la debida restricción de las pantallas. Deben comenzar a acostarse más temprano para levantarse temprano. “Hay que mantener las medidas de higiene de sueño en cuanto a evitar pantallas al menos una hora antes de dormir, como también suspender la actividad física tres horas previas a acostarse, y el exceso de líquidos en la noche”, dice.

*Prepara el ambiente. Para conseguir un descanso reparador, hay que asegurarse de que el lugar donde duermen tenga una temperatura adecuada y confortable, oscureciendo el dormitorio por las noches y mejorando la iluminación matinal.
 
*Coman bien. Es clave mantener un horario de alimentación regular, con al menos cuatro comidas al día. En la noche, aconseja comer en forma liviana y hasta dos horas antes de dormir, y conservar un horario regular de sueño nocturno, de mínimo 8 a 9 horas y, dependiendo de la edad del niño, evitar las siestas diurnas. Vista 424 veces