Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave. En caso de no tenerla, puede pedirla aquí

 
 
logo clc
  logo clc
Niños

Siete tips sobre el virus boca, mano, pies

Jardines infantiles de cuatro regiones del país han detectado casos de infectados con el virus “boca, mano, pies”, que causa fiebre, dolor y manchas en la piel de esas regiones del cuerpo.

La doctora Lorena Tapia, infectóloga de Clínica Las Condes, y el doctor Juan Pablo Torres, pediatra infectólogo y director académico de Clínica Las Condes, explican algunos datos que hay que tener en cuenta sobre esta infección común en los preescolares.

1. Coaxsackie: es el virus causante de la enfermedad, un enterovirus, que vive en el tracto digestivo de los seres humanos. Se transmite de persona a persona a través del contacto con secreciones salivales o deposiciones.

2. Incubación: tiene un periodo de incubación de aproximadamente 3 a 4 días, incluso un poco más, luego se produce la enfermedad que puede durar una semana o un poco más. “El periodo en que los niños están botando el virus puede no tener sintomatología. El virus además lo eliminan en secreciones salivales, deposiciones, por eso se da en jardines infantiles, donde existe un contacto bien estrecho”, dice la doctora Tapia.

3. Periodo de contagio: si hay síntomas respiratorios el infectado puede seguir contagiando por 1 a 3 semanas, mientras que en las deposiciones el virus puede vivir tres meses, dice el doctor Torres. Por lo que hay que ser cuidadoso, sobre todo, con niños que usan pañales.

4. Es benigna: en general, no produce complicaciones. Es una de las pestes benignas, dice la especialista y, la mayor complicación podría darse debido a que por las heridas que produce en la boca –que son dolorosas y molestas- el menor deje de comer o hidratarse.

5. Tratamiento: no existe vacuna o un tratamiento específico para tratarlo, por lo que cuando se tiene el diagnóstico, hay que procurar que el paciente descanse, bajo observación, y hay que tratar los síntomas, como la fiebre, para que se sienta más cómodo, hasta que se pase.

6. Contagio a adultos: por la forma de contagio, es común en niños pequeños, pero eventualmente podría afectar a adultos, en los que podría no dar síntomas tan notorios como en los niños. Puede ser que no afecte, porque uno tiene inmunidad a medida que se expone a virus, pero hay casos en que sí se produce con los mismos síntomas en adolescentes.

7. Prevención: lavarse las manos después de tocar niños o superficies que pueden estar infectadas disminuye la probabilidad de contagio. En los jardines infantiles hay que ser cuidadosos con el cambio y eliminación de pañales. “Cautelar mucho el lavado de manos antes y después de cambiarlos, botarlo adecuadamente y que eso vaya directamente al basurero”, dice. Si los síntomas son respiratorios, mejor quedarse en casa para no contagiar.

Ante todo, estar tranquilos. “Es algo frecuente, se producen estos brotes, no es raro que aparezcan. Tenemos sistemas de salud, comunidades de académicos y científicos que están vigilando este tipo de brotes, tenemos buena capacidad para estudiar este tipo de cosas”, dice la doctora.

  Vista 138924 veces