Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
logo clc
  logo clc
Panoramas

Ciclismo: Cómo involucrar a toda la familia

Comenzar de a poco, con periodos de media hora para que los niños se acostumbren. Adecuarse al ritmo del más lento del grupo. Llevar medio litro de agua para hidratarse o alguna bebida isotónica si la práctica dura más de una hora. Elegir el ciclismo de montaña por sobre el de ruta y nunca olvidar el casco.

El más lento debe marcar el ritmo del grupo. Esa es una de las primeras cosas que se debe tener en cuenta cuando es un grupo familiar el que sale a andar en bicicleta. Aunque, claro, esa recomendación suela irremontable si el más lento tiene 5 años y pareciera que por más que pedalea queda en el mismo lugar. Ahí solo se necesita paciencia y refugiarse en la conocida frase "la práctica hace al maestro".

Porque por más lento, incluir a la familia en el ciclismo semanal o de fin de semana solo trae beneficios al grupo y a cada uno de los que lo componen. Desde el punto de vista físico mejora el rendimiento cardiovascular, es un deporte de bajo impacto, es más noble y menos agresivo para las extremidades inferiores.

Eso, sin contar los beneficios directos para los niños. En el marco de la investigación danesa "MMISA Experiment 2012", que se propuso examinar la relación entre la dieta, el ejercicio y el poder de la concentración, los investigadores aplicaron una encuesta a casi 20 mil escolares de entre 5-19 años, en la que se les preguntó por sus hábitos de ejercicios y se les hizo una sencilla prueba de concentración que consistió en armar un rompecabezas de una cara. Luego de analizar los datos, el estudio concluyó que los niños que llegaron al colegio en auto o transporte público puntuaron más bajo en la prueba que los que habían hecho el viaje en bicicleta o caminando.

Teniendo en cuenta lo anterior, lo que queda es salir en familia a andar en bicicleta ¿no? Pero para hacerlo bien, es necesario seguir ciertas pautas que ayudarán a que todos los integrantes comiencen con este ejercicio de la mejor forma y estén contentos, incluso el de 5 años con su eterno pedaleo que no avanza.

Recomendaciones:

 
  1. 1. Elija bien: Desde el punto de vista familiar, es más fácil iniciarse en el ciclismo de montaña, porque el de ruta es más exigente, se hace en carretera o zonas que pueden ser más riesgosas. Como consejo, el ciclismo de montaña es más amigable para partir practicando en familia (dependiendo de la ruta que uno haga, hay circuitos con poca pendiente y con bonita naturaleza.

  2. 2. Desde muy niños: Hoy existen bicicletas sin pedales para infantes de 2 o 3 años. Desde que un niño ya está caminando se puede subir a las bicicletas de madera sin pedales, que lo ayudan a mantener el equilibrio y, a partir de ahí, pueden empezar a subirse a bicicletas con ruedas auxiliares y después empezar a aumentar el nivel.

  3. 3. Todo depende de cada quien: Depende de la resistencia de cada niño, pero, en general, en cualquier deporte hay que comenzar dosificando con periodos cortos, lo aconsejable es media hora con baja exigencia, porque eso evita la fatiga y los entusiasma a seguir con el deporte, lo contrario genera rechazo y terminan buscando excusas para no ir. Hay que partir con 20 minutos o media hora y después ir aumentando a una hora, dependiendo de las destrezas de cada uno. Luego de un par de meses y si hay cierta regularidad (dos o tres veces a la semana, dentro de lo que se pueda), se va aumentando.

  4. 4. Al ritmo del más lento: El que está con mayor nivel en la familia tiene que ir adecuándose a los niveles más inferiores y acompañando al resto. Todos tienen niveles de destrezas de resistencia diferentes, pero familiarmente es muy entretenido armar paseos e ir acompañando a los más chicos y ver cómo progresan. Un lugar que sirve para entrenar es el cerro San Cristóbal, los fines de semana (A pesar de que va mucha gente) hay mucha vigilancia y permite iniciar a los niños en pendiente.

 

Casco seguro

 
  • • Debe tener el logo de certificación

  • • Almohadillas internas que toquen la parte delantera y posterior de la cabeza, los costados y la parte superior

  • • Debe quedar dos dedos por encima de las cejas

  • • La correa debe quedar ajustada por debajo de la barbilla y la unión de correas por debajo de la oreja.

  • • No deben quedar bloqueadas ni la visión ni el oído.

 

Lesiones
En el ciclismo amateur las lesiones más frecuentes son las traumáticas, por caídas, y dentro de eso las fracturas de clavículas, las contusiones.
En los niños, mientras más chicos, más riesgos de contusiones en la cabeza, por eso el casco es importante: el volumen de la cabeza de los niños es proporcionalmente mayor al volumen que tiene la cabeza del cuerpo de un adulto, por lo tanto, las caídas en los niños con frecuencia comprometen el cráneo.

Vista 42 veces