BlogVolver al blog

Siete errores de los padres que provocan sobrepeso infantil

10 de abril, 2017 Niños
Los hábitos de los padres influyen mucho en los hábitos de sus hijos y sus posteriores decisiones sobre alimentación en la adultez.

Más de la mitad de los niños desde los 4 a los 6 años en Chile tienen sobrepeso u obesidad, una cifra que crece anualmente y que en la adolescencia (primero medio) llega al 45,2%, según los últimos datos de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb).

En esas cifras mucho tienen que ver los padres, pues son quienes deciden qué comen los menores, dice la doctora Ximena Raimann, nutrióloga infantil de la Clínica Las Condes. Entre los principales errores que cometen están:

 
  • Comer sin horarios: a cualquier hora y snacks, generalmente con mucha grasa y sal, lo que los deja satisfechos y sin ganas de comer la comida que les corresponde, provocando un círculo vicioso que les provoca hambre a deshora. Lo ideal son cuatro comidas diarias y dos colaciones, privilegiando un desayuno abundante (un lácteo y un pan) para que no sientan hambre antes de tiempo.
     
  • Evitar sabores nuevos: al cumplir el año, los niños ya deberían empezar a comer ensaladas, pero en general, no se hace y “en cambio se les introducen golosinas, como galletas, que no son necesarias”, dice la doctora Raimann. Si no se les acerca a los alimentos saludables en la primera infancia, después es mucho más difícil.
     
  • Colaciones extracalóricas: muchos papás aún envían colaciones calóricas, como golosinas o productos envasados. La fruta, zanahoria, yogur, cereales bajos en azúcar y fruta seca son buenas ideas para una colación.
     
  • Porciones que no corresponden: no toda la familia necesita la misma porción, ni hay que obligar a los niños a terminar platos que no tiene el tamaño adecuado para su edad.
     
  • Mal ejemplo: los adultos deben dar el ejemplo al comer, y preferir las frutas como postre, dejando los dulces para el fin de semana, por ejemplo, y en porciones moderadas.
     
  • Jugos y bebidas: no hay que acostumbrarlos a las bebidas dulces, porque son adictivas, tampoco a los jugos con endulzante, sobre todo, en los menores de dos años. “No se ha estudiado el efecto del endulzante a esa edad”, advierte la doctora Rainmann. “Lo indicado es agua. En las colaciones tampoco se aconseja el jugo, aunque sea light . Es mejor una botella de agua”, agrega.
     
  • La compañía de la TV: evitar estar frente a una pantalla mientras se come es clave. La recomendación es cenar en familia, lo que es un factor protector de sobrepeso, de trastornos alimentarios y de consumo de drogas, señala la doctora. “Cuando uno come mirando tele no tiene control de lo que come”, asegura.
     
Vista 73 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Síndrome de Prader-Willi: descontrol del apetito y conducta por causa genética

14 de agosto, 2019 Tratamiento y Recuperación

De no ser tratado de manera precoz este síndrome produce obesidad mórbida y otros riesgos asociados.

Leer más

Cinco datos que debes saber sobre la acondroplasia

12 de julio, 2019 Niños

Este trastorno genético afecta al crecimiento óseo y causa el tipo más común de enanismo.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios