BlogVolver al blog

Paciente con enfermera

Es importante controlarse después de tener COVID-19

19 de agosto, 2020 Tratamiento y Recuperación
Si bien las secuelas son variables, el coronavirus puede dejar importantes daños a nivel respiratorio y muscular. Por ello, es fundamental controlarse para lograr una óptima recuperación y rehabilitación posterior a la enfermedad.

La doctora María Teresa Parada, broncopulmonar y jefa del Centro Respiratorio y Cirugía de Tórax de Clínica Las Condes,  comenta que “esta no es una gripe simple; hay un grupo de paciente que ha sido muy comprometido y hay que evaluar sus riesgos; ayudarlos integralmente a retomar sus actividades”.
 
En este sentido, agrega que “piensen ustedes que tuvieron una fractura, se debe tener un control para ver cómo se está consolidando. El pulmón efectivamente recibió un daño importante en un grupo de pacientes. Empieza la reparación del cuerpo y los períodos de reparación no siempre son normales. Puedo reparar normalmente, pero también puedo hacer cicatrices de tipo fibrosis, neumonías en organización, que van a requerir tratamientos que son diferentes”.
 
La especialista explica que este control post COVID-19 consiste en ver al paciente, ver la magnitud de la enfermedad que tuvo y hacer un examen clínico.
 
“Si en ese examen clínico, el paciente no tiene tos, tiene buena saturación de oxígeno y esta no baja al moverse o caminar, no tiene ruidos especiales, no tiene dificultad de movimiento, se puede decir que está listo. Lamentablemente, ese es un grupo muy pequeño; la mayoría de los que están viniendo a control están con alguna patología, ya sea bronquial y principalmente pulmonar”, acota.
 
En estos casos, aclara, se requerirán tratamientos diferentes “que pueden incluir corticoides, a veces por largo tiempo, o rehabilitación pulmonar y muscular. Hay pacientes a los que no se les puede suspender el oxígeno cuando se van a la casa y tenemos que enseñarles a usarlo y orientarlos”.
 
Enfatiza también en que la evaluación clínica del médico especialista es muy importante para poder discriminar lo que es un simple cansancio o alguna sospecha de complicación que requiera corticoides, anticoagulante o antibióticos por sobreinfección.
 
 

¿A qué síntomas hay que estar alertas para consultar?

 
 
La doctora señala que es importante en este sentido diferenciar entre los pacientes que no estuvieron hospitalizados y los que sí lo estuvieron mientras desarrollaron la enfermedad.
 
  • Paciente que no se hospitalizó, que terminó su cuarentena o va en el día 10 aproximadamente: si tiene fiebre persistente, entre 8 o 10 días; dificultad respiratoria progresiva, respiración rápida, taquicardia, puntadas al respirar, debe consultar porque puede que tenga una neumonía o insuficiencia respiratoria causada por el COVID-19.
 
  • En el caso de los pacientes que requirieron hospitalización, que evidentemente desarrollaron la enfermedad de manera mucho más grave, es fundamental que monitoreen su evolución y la cicatrización del daño.
 
La doctora Parada indica al respecto que es importante una mirada integral y multidisciplinaria.
 
“Hay pacientes en que quizás lo respiratorio no fue lo más importante. Algunos presentan una gran fatiga, trastornos de equilibrio, motores, del sueño, que deben ser derivados a un neurólogo; pacientes con fiebre persistente que se le han agregado otros elementos deben ser vistos por un infectólogo; muchos también requerirán ayuda por trastornos nutricionales, etcétera”, dice.
 
A su vez, complementa que los kinesiólogos son de una ayuda fundamental para la rehabilitación de los pacientes.
 
 

Programa de rehabilitación en gimnasio Clínica Las Condes para pacientes post COVID-19

 
 
Pensando en ayudar al paciente a reintegrarse de la mejor manera a sus actividades laborales y de la vida diaria luego de haber tenido COVID-19, la Unidad de Rehabilitación de Clínica Las Condes organizó un programa que tiene por objetivo, entre otros:
 
  • Mejorar la tolerancia al esfuerzo físico.
  • Educar sobre maneras y estrategias de conservar energía y modificar el comportamiento.
  • Mejorar la percepción de salud física y psicológica del paciente.
 
¿Cómo funciona? Primeramente, el paciente debe contar con la indicación de participación en el programa y cumplir con los requisitos de exámenes complementarios indicados por su médico tratante.
 
Luego, el paciente será evaluado exhaustivamente por el equipo a cargo del programa. Esto comprende tanto una evaluación física general, como kinésica, de composición corporal, capacidad funcional, de balance estático y dinámico, entre otras. Todo con la finalidad de poder otorgar el tratamiento más adecuado según las necesidades.
 
Por su seguridad, al inicio de cada sesión, al paciente se le monitorizará su presión arterial y porcentaje de saturación de oxígeno. Estas incluirán, entre otras cosas, ejercicios de entrenamiento de fuerza-resistencia cuya intensidad y dosis serán reguladas y supervisadas según respuesta y condición particular del paciente.
Vista 1921 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

Trasplantes en pandemia: Un año complejo para la donación de órganos

24 de septiembre, 2020 Tratamiento y Recuperación

Este 27 de septiembre se celebra el Día Nacional del Donante de Órganos, conmemoración que este 2020 se realiza en un contexto marcado por una baja considerable en el número de trasplantes a causa del COVID-19. ¿Qué cuidados deben tener los pacientes y cuáles son los consejos del equipo del Centro de Trasplantes?

Leer más

Horarios de consultas por Coronavirus

24 de agosto, 2020 Por ti vamos más allá

Conoce nuestros nuevos horarios, diseñados especialmente para mejorar el servicio con toda la seguridad necesaria por la pandemia COVID-19.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios