Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
logo clc
  logo clc
Instituto del Cáncer

RESERVA DE HORA

 

Escoja el día, hora y especialista que prefiera, buscando por nombre del médico o la especialidad que necesite consultar.

Nuestro Centro

Teléfonos de contacto

Mesa Central:
2 2210 4000
Reserva de Hora:
2 2610 8000
Rescate CLC:
2 2610 7777

Cáncer Prostático

Hombre recorre prado de flores

El cáncer prostático se produce cuando algunas células prostáticas mutan y comienzan a multiplicarse descontroladamente. Éstas también podrían propagarse desde la próstata a otras partes del cuerpo, especialmente a los huesos y los ganglios linfáticos, originando una metástasis.

 

La próstata es una de las glándulas sexuales masculinas. Tiene el tamaño de una nuez y sirve para la producción de líquido seminal, que forma parte del semen. Está ubicada por delante del recto (por esa razón se puede examinar con el tacto rectal) y debajo de la vejiga urinaria. La próstata rodea la uretra que es el conducto que lleva la orina desde la vejiga al exterior. De este modo, la orina pasa a través de la próstata durante la micción. Por ello, cuando la próstata crece, hay dificultades al orinar.

 

Algunas cifras:

 

Representa la tercera causa de muerte por cáncer en hombres de todas las edades y la causa más común de muertes por cáncer en hombres mayores de 75 años.
En nuestro país la mortalidad ha ido en aumento sostenido y se cuadriplicó en los últimos 50 años.
El diagnóstico precoz del cáncer prostático permite el tratamiento en etapa inicial, lo cual le ofrece una alta probabilidad de curación.

 

Síntomas:

 

El hombre que padece cáncer de próstata en etapas iniciales no tiene síntomas.
Posteriormente, estos varían de un individuo a otro, algunos son:

 
  • Dificultad para empezar o detener el flujo de orina.
  • Necesidad de orinar frecuentemente, especialmente durante la noche.
  • Flujo débil de orina.
  • Flujo de orina que comienza y se detiene.
  • Dolor o ardor al orinar.
  • Dificultad para tener erecciones.
  • Sangre en la orina o en el semen.
  • Dolor frecuente en la parte baja de la espalda, caderas o parte superior de los muslos.

En muchos casos, estos síntomas no se deben al cáncer prostático. Pueden ser causados por hiperplasia prostática benigna, por una infección u otro problema de salud. Ante cualquiera de estos síntomas, procure comunicárselo a su médico.

 

Factores de riesgo:

  • Edad: La edad es el factor de riesgo principal. Esta enfermedad es rara entre hombres menores de 45 años, y las probabilidades de padecerla aumentan considerablemente al envejecer.
  • La incidencia aumenta a contar de los 50 años. Por esto, se recomienda control anual a contar de esta edad.
  • Antecedentes familiares: El riesgo de un hombre es mayor si su padre o hermano tuvo esta enfermedad.
  • Raza: El cáncer prostático es más común en hombres afroamericanos que en hombres blancos, incluyendo hombres blancos hispanos. Es menos común en hombres asiáticos o en indígenas americanos.
  • Dieta: Algunos estudios sugieren que los hombres que comen una dieta alta en grasa animal o carne, pueden tener un riesgo mayor de presentar cáncer prostático. Los hombres que comen una dieta rica en grutas y verduras pueden tener un riesgo menor.

Screening:

 

Son pruebas que se realizan en personas sin síntomas con el objetivo de hacer diagnóstico precoz. El screening en cáncer prostático se recomienda a partir de los 50 años. En hombres con antecedentes familiares de cáncer de próstata (padre, hermano, hijo) o afroamericanos a partir de los 45 años.

 

Se recomienda:

 
  • Tacto rectal: Consiste en la palpación de la glándula prostática por el urólogo mediante la inserción del dedo con guante y lubricación, lo que permite percibir cambios de tamaño, presencia de nódulos y cambio de consistencia.
  • Antígeno Prostático Específico (APE) el cual se mide mediante una muestra de sangre. Si el resultado de algunas de estas pruebas siguiera cáncer, será necesario realizar otras pruebas diagnósticas, como por ejemplo, biopsia prostática.
 

Dado que el cáncer prostático tiene una velocidad lenta de crecimiento, la medición del APE en hombres mayores de 75 años debe ser decidido en conjunto con su médico tratante.

 

Es importante destacar que ambos exámenes son necesarios y complementarios.

 

¿Cómo puedo reducir mi riesgo?

 
  • Consuma al menos 5 porciones de frutas y vegetales por día.
  • Siga las recomendaciones de screening.
  • Ejercítese regularmente.
  • Mantenga un peso saludable.

¿El cáncer de próstata puede ser hereditario?

 

Sí, se estima que aproximadamente el 10% puede tener influencia hereditaria. Así es que si tienes familiares diagnosticados, especialmente de primer grado, estás en una condición de mayor riesgo que la población general. No dudes contactarnos.

 

Visítanos

 

Horario atención

 

Lunes a Viernes
de 8:00 a 20:00 hrs.

 

Ubicación

 

Edificio 3 Azul
piso 1

 

Ver Mapa