Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
logo clc
  logo clc
Instituto del Cáncer

¿Por qué es importante prevenir?

Par de doctores revisan ecografía

Prevención de Cáncer: La mejor batalla es la que no se da.

 

Siete claves para reducir el riesgo:

 

¿Si te has preguntado qué hacer para prevenir un cáncer? La buena noticia es que pequeños cambios en tus hábitos de vida diarios, pueden hacer una gran diferencia. Aquí te recomendamos 7 tips de prevención en cáncer:

 
  1. No Fumar:

    Fumar ha sido relacionado con diferentes tipos de cáncer, incluyendo cáncer de pulmón, vejiga, cuello uterino y riñón. Masticar tabaco se relaciona con cáncer de cavidad oral y de páncreas. Incluso, si no fumas, la exposición al humo (fumadores pasivos) puede incrementar tu riesgo de desarrollar cáncer de pulmón. Evitar el tabaco o dejar de fumar es una de las decisiones en salud más importantes que puedes tomar. Recuerda que si necesitas ayuda para dejar el cigarrillo, puedes acudir al Centro Clínico del Cáncer, donde te asesoraremos en las estrategias disponibles para ello.

  2. Alimentación Saludable:

    Seleccionar alimentos saludables al ir al supermercado y al planificar tus comidas diarias, ayuda a reducir el riesgo de desarrollar un cáncer. Considera los siguientes consejos:

    Incluye a tu dieta frutas y verduras, al menos 5 porciones diarias, que equivale a 600 grs. Disminuye las grasas: reduce el consumo de alimentos con alto contenido graso, especialmente las saturadas e hidrogenadas. Las grasas saturadas se encuentran principalmente en la grasa animal (grasa visible en la carne, lácteos enteros), y las hidrogenadas o grasas trans, que se encuentran en algunas margarinas y en algunos “snacks” envasados como galletas, chocolates, etc. Además, los alimentos en alto contenido graso aportan más calorías, lo cual aumenta el riesgo de sobrepeso y obesidad, acrecentando el riesgo de desarrollar cáncer. Si decides consumir alcohol, hazlo con moderación: el riesgo de desarrollar cáncer de colon, esófago, hígado y mama, aumenta en relación a la cantidad de alcohol consumida y el tiempo que llevas en ello.

  3. Mantén un peso saludable e incluye alguna actividad física en tu rutina diaria:

    Mantener un peso saludable reduce el riesgo de desarrollar algunos tipos de cáncer tales como mama, próstata, vesícula, útero, colon, páncreas y riñón. La actividad física regular te ayuda a controlar tu peso y por sí sola disminuye el riesgo de cáncer. Como regla general, incluye 30 minutos de actividad física en tu rutina diaria o haz ejercicios al menos 5 veces por semana.

  4. Usa bloqueador solar:

    El cáncer de piel es uno de los más frecuentes y también uno de los más prevenibles, sigue estos consejos:

    Evita el sol de mediodía: no te expongas a la luz solar entre las 10:00 y las 16:00 horas.
    Prefiere la sombra: permanece bajo la sombra el mayor tiempo posible, usa lentes de sol o sombreros, también es útil.

    Cubre las áreas expuestas: utiliza ropa que cubra la mayor cantidad de piel expuesta, prefiere colores brillantes y/u oscuros, ya que reflejan más la luz ultravioleta.

    Usa bloqueador solar: usa una cantidad suficiente de bloqueador mientras estás al aire libre y reaplica con frecuencia.

    Evita los solarium y las camas de bronceado: producen el mismo daño que la luz natural del sol.

  5. Uso de vacunas

    La prevención en cáncer también considera protección frente a ciertas infecciones virales. Conversa con tu doctor o acude a nuestro programa de prevención para que te asesoremos:

    Hepatitis B: Padecer esta enfermedad puede incrementar el riesgo de desarrollar cáncer hepático. La vacuna contra la hepatitis B es administrada rutinariamente a los niños. También se recomienda en adultos con mayor riesgo, tales como profesionales de salud que estén expuestos a contacto con sangre o fluidos contaminados.

    Virus Papiloma Humano (HPV): Es un virus de transmisión sexual que puede aumentar el riesgo de cáncer cervicouterino. La vacuna contra el HPV está disponible actualmente tanto para hombres como mujeres.

  6. Evita conductas de riesgo

    Sexo seguro: utiliza medidas de protección (preservativo). Tener más de una pareja sexual te expone más al riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual, tales como VIH o HPV. La infección por VIH se asocia con mayor riesgo de cáncer de ano, cuello uterino, pulmón y linfoma. El HPV (Virus Papiloma Humano) se asocia con cáncer de cuello uterino, cáncer de ano, pene, laringe, vulva y vagina.

  7. Hazte chequeos médicos regulares:

    Exámenes médicos periódicos (screening) para varios tipos de cáncer como piel, colon, próstata, cáncer de cuello uterino y mama, puede incrementar la probabilidad de detectar un cáncer precozmente, momento en el cual el tratamiento puede significar la curación.
 

En el Centro Clínico del Cáncer de Clínica Las Condes te apoyamos en el screening que necesites según tu perfil de riesgo. Te invitamos a tomar la prevención del cáncer con tus propias manos. Comienza HOY, la recompensa es para siempre.

 
Tipo de Cáncer Examen de detección precoz Hombres Mujeres Frecuencia
Cáncer de colon Colon Check >40 años >40 años Anual
Cáncer de Pulmón TAC de tórax de baja dosis Fumadores/as y ex -fumadores/as > 40 de años. Fumadores/as y ex -fumadores/as > 40 de años. Anual
Cáncer de Mama Mamografía   40 años Anual
Cáncer Cervicouterino Papanicolaou (PAP)   1 año después del inicio de la actividad sexual Anual
Cáncer de Próstata Antígeno Prostático especifico (APE) >50 años   Anual
* Si tienes síntomas, antecedentes personales y/o familiares directos, consúltanos.