CLC
CLCCLC
CLC
Nefrología

Hipertensión arterial

Hipertensión arterial

¿Qué es?

Nuestro organismo depende del sistema circulatorio para tener sangre hasta en el más mínimo rincón. El corazón la bombea sin parar, durante toda la vida, para mantener en funcionamiento los órganos. La sangre fluye por las arterias a través de impulsos o bolos, no como corre el agua por una cañería, como comúnmente creemos. La presión óptima es de 120 con 80; 130 con 85 es normal, y 139 con 89 es normal alta. La hipertensión no es una enfermedad, es una condición que favorece la aparición de enfermedades como cardiopatías coronarias o accidentes cerebro vasculares.

La hipertensión arterial es uno de los principales factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, junto con el tabaquismo, el colesterol elevado en la sangre y la diabetes. Un hipertenso tiene más probabilidades de desarrollar accidentes vasculares cerebrales, infartos al miocardio y otras patologías vasculares.

¿Qué se siente?

El gran peligro de esta condición es que, a diferencia de la mayoría de las enfermedades, no presenta síntomas (es asintomática), de ahí la importancia de detectarla en forma preventiva. Mucha gente cree tener presión alta, porque siente dolor de cabeza o cabeza abombada, bochorno, cansancio y ahogo. Es falso, estos síntomas pueden tener muchas causas distintas. Es por esto que existen exámenes médicos preventivos para detectarla a tiempo. Cuando realmente produce síntomas es porque el enfermo tiene complicaciones graves.

Factores de riesgo

  • Colesterol alto.
  • Tabaquismo.
  • Diabetes mellitus.
  • Hombres mayores de 60 años y mujeres postmenopáusicas.
  • Historia familiar (papá o hermanos que han fallecido, hombres menores de 55 y mujeres menores de 65).

Tratamiento

El tratamiento depende, en gran medida, de la presencia de uno o varios factores de riesgo, y puede ser con o sin fármacos, además de:

  • 30 - 45 minutos de ejercicio dinámico moderado (caminar, bicicleta, natación), m ínimo tres veces por semana.
  • Suspensión del tabaco.
  • Disminución de ingesta de sal.
  • No beber más de dos vasos de alcohol al día (14 vasos por semana en hombres y no más de 9 en mujeres).

Algunos consejos

  • La hipertensión es asintomática.
  • Se asocia a enfermedades cardiovasculares graves.
  • Hay muchas alternativas terapéuticas.
  • Se recomienda un chequeo médico preventivo.
  • Tener un estilo de vida sano, practicar ejercicio y evitar las grasas saturadas.

Sea precavido: controle su presión

El control de la presión arterial debiera convertirse en rutina. Se recomienda que los hombres a partir de los 35 años y las mujeres después de los 40, revisen su presión arterial con un médico anualmente.

Para evitar riesgos, sobre todo si hay antecedentes familiares, es conveniente mantener un peso adecuado, hacer ejercicios en forma regular y comer con poca sal.