Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
logo clc
  logo clc
Otorrinolaringología

Otología

Madre abraza a su hija pequeña, quien sonríe con sus brazos en el aire

Otología

En la especialidad de Otorrinolaringología de Clínica Las Condes contamos con profesionales especializados en el tratamiento integral de todas las enfermedades del oído. Esta subespecialidad de la Otorrinolaringología, llamada otología, comprende las siguientes enfermedades:

 
  • Perforación de Tímpano

Agujero en la membrana timpánica que separa el oído medio del oído externo o conducto auditivo. Esto hace que el oído se infecte y supure con la entrada del agua y los resfríos. Frecuentemente se asocia a rotura de la cadena de huesecitos del oído medio (martillo, yunque y estribo) lo cual produce sordera y puede evolucionar a condiciones más serias como la otitis crónica o un colesteatoma.

 
  • Sorderas infantiles y del adulto

Existen distintos tipos y causas. Pueden ser genéticas o ser producto del envejecimiento normal del oído y según lo anterior se pueden presentar al nacer o en la infancia, así como también desarrollarse a lo largo de la vida. Asimismo, el grado de pérdida auditiva tiene un rango variable desde leve-moderada a severa-profunda.

 
  • Otitis media crónica y Colesteatoma

Infección crónica del oído medio producida por una perforación timpánica. Puede acompañarse o no de la acumulación de piel o colesteatoma, el cual va destruyendo las estructuras nobles que están dentro del oído medio (huesecitos, nervio facial, sistema del equilibrio y meninges del cerebro).

 
  • Vértigo de Meniere, Neuronitis Vestibular y Vértigo Postural

Existen distintos tipos de vértigo que se pueden generar en el oído, ya que parte del sistema del equilibrio se aloja en el oído medio.

 
  • Otosclerosis

Enfermedad que produce sordera lentamente y progresiva producto de la inmovilización de uno de los integrantes de la cadena de huesecitos del oído medio: el estribo. Este pierde su movilidad y, por ende, su capacidad de transmitir el sonido, ya que crece hueso alrededor de la articulación que conecta el estribo con el caracol u oído interno.