Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
logo clc
  logo clc
Otorrinolaringología

Enfermedades de la laringe

Enfermedades de la laringe

Enfermedades de la laringe

1.- Inflamaciones: Las causas más comunes son las laringitis agudas, las cuales usualmente ocurren debido a inflamación por un resfrío común (infección viral del tracto respiratorio alto) o por una irritación causada por el uso excesivo de la voz, tal como gritar en un evento deportivo o en un concierto de música rock.

2.- Sobrecarga vocal: El mal uso -sobreuso y abuso- de la voz es conocido como Fonotrauma. Varios de los problemas de la laringe pueden ser causados por forzar las cuerdas vocales o lesionarlas por el exceso de hablar, carraspear, toser, fumar, chillar, cantar, o hablar demasiado alto o muy bajo. Al final, el abuso o mal uso frecuente de las cuerdas vocales puede causar cambios permanentes en la función vocal y posiblemente la pérdida de la voz. Los problemas causados por el abuso, mal uso y sobreuso incluyen:

  • Nódulos en las cuerdas vocales: son dos engrosamientos en la zona media de su margen vibratorio que le impiden a ellas juntarse adecuadamente, produciendo un cambio en la voz que, si persiste en el tiempo, puede generar diversos mecanismos compensatorios y daños permanentes como cicatrices en las cuerdas vocales
  • Disfonía Musculotensional: se refiere al uso de un patrón muscular inadecuado para producir la voz. Es muy importante detectar estos fenómenos a tiempo ya que puede derivar en cansancio frecuente y lesiones permanentes. Se asocia principalmente a estrés y a fenómenos post laringitis aguda.
  • Pólipos y Quistes: son lesiones benignas que aparecen principalmente por el sobreesfuerzo vocal y a diferencia de los nódulos generalmente su tratamiento es quirúrgico.
  • Hemorragias de Cuerda Vocal: es el sangramiento de las cuerdas por un episodio de abuso vocal intenso o gritar estando resfriado. Requiere de un reposo vocal por semanas de lo contario se arriesga un daño vocal permanente.
  • Alteraciones estructurales mínimas: estas son pequeñas alteraciones de las cuerdas vocales muchas veces de origen congénito que pueden causar ronquera. Su diagnóstico adecuado es muy importante no solo para conocerlas sino para generar estrategias de protección del mecanismo Fonatorio.


3.- Problemas Neurológicos: Las cuerdas vocales se mueven gracias a un complejo mecanismo neurolaringológico y particularmente a través de nervios que tienen un largo y complejo trayecto a través del cuello, lo cual los expone a ser foco de lesiones permanentes.
 

  • Parálisis y Paresias: Es la falla en la movilidad de una o ambas cuerdas vocales, sus síntomas van desde una leve disfonía hasta la incapacidad de la entrada del aire o fenómenos de aspiración, tos y ahogos. Estas alteraciones pueden ser causadas principalmente por trastornos virales transitorios o por daño del nervio en cirugías de cuello.
  • Disfonía espasmódica: Es la aparición de espasmos involuntarios que interrumpen la emisión vocal, esto puede llegar a casos extremos con producción de voz muy poco comprensible, su causa es generalmente desconocida y su principal tratamiento es la inyección de Toxina Botulínica.
  • Laringe irritable y tos persistente: Se refiere a una pérdida transitoria del adecuado funcionamiento de la sensibilidad de la laringe, con crisis de espasmos o ataques de tos en cualquier situación. Suele ser muy invalidante y no sólo afecta la calidad de vida personal, sino que familiar. Requiere un muy adecuado diagnóstico para definir las distintas estrategias de tratamiento disponibles.


4.- Laringitis Crónica: Es la alteración crónica del epitelio que es la capa que cubre las cuerdas vocales. Aquí hay daño en su estructura superficial o la aparición de pequeñas lesiones. Se manifiesta principalmente por disfonía y su consulta precoz es muy importante. Las principales causas son el fonotraumas, el reflujo extraesofágico y principalmente el tabaquismo crónico.
 

  • Reflujo Extraesofágico: Es la presencia de ácido proveniente del estómago que tiene la capacidad de llegar a nivel de la laringe generando un daño irritativo en las cuerdas vocales, especialmente cuando las cuerdas vocales tienen mayor predisposición al daño.
  • Tabaquismo: Es el daño por el consumo excesivo de cigarrillos. El humo del cigarro puede producir desde pequeños cambios epiteliales hasta lesiones premalignas que pueden derivar en un cáncer de laringe.


5.- Cáncer de Laringe: Es la aparición de un tumor maligno ubicado preferentemente a nivel de las cuerdas vocales, pero también en otras partes de la laringe. Su principal síntoma es la disfonía, de ahí la importancia que cualquier cambio en la voz de más de 15 días de duración requiere asistir a un Otorrinolaringólogo. El diagnóstico es través de la sospecha de una lesión en las cuerdas vocales y la toma de biopsia. La importancia de un diagnóstico en etapas precoces nos asegura la posibilidad de realizar acciones terapéuticas mínimamente invasivas.

¿Cuándo debería consultar a un otorrinolaringólogo?

  • Si la ronquera dura más de 2 semanas.


Si la ronquera está asociada con:

  • Dolor (sin otros síntomas de gripe).
  • Expectoración con sangre.
  • Dificultad en la deglución (tragar).
  • Presencia de una masa en el cuello.
  • Pérdida completa o cambio severo en la voz, que dura varios días.


6.- Trastornos de Deglución: La principal causa de esta patología suele ser alteraciones neurológicas derivadas de Accidentes Vasculares. La pérdida de la capacidad de proteger la vía aérea con presencia de atoros, regurgitación y aspiración puede tener consecuencias graves a nivel Pulmonar.

7.- Envejecimiento de la Función Laríngea: Es la pérdida de los mecanismos de sostén de la función laríngea que van desde la pérdida de capas de la estructura de las cuerdas vocales, así como la pérdida de fuerza muscular de todos los componentes musculares que participan en los mecanismos de la voz y deglución. Su patología se denomina Presbiopía cuando hay disminución de la voz, y Presbifagia cuando se refiere al mecanismo de la Deglución.