Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave. En caso de no tenerla, puede pedirla aquí

 
 
logo clc
  logo clc
Embarazo

Antojos en el embarazo: no son un mito, pero deben ser nutritivos

Los antojos durante el embarazo no son un mito. El deseo inaguantable e inesperado de comer un alimento existe y, según explica la doctora Marcela Bertossi, gineco-obstetra de Clínica Las Condes, puede estar relacionado con cambios hormonales o carencias nutricionales. Abarcan toda clase de comida, incluso algunas que antes del embarazo les resultaban desagradables, y pueden aparecer en cualquier momento del día.

“Algunos expertos los relacionan con los cambios hormonales que se producen durante el embarazo y que tienen un impacto muy poderoso en los sentidos del gusto y el olfato”, sostiene. Otros especialistas, agrega, entre ellos algunos nutricionistas, creen que los antojos surgen para compensar una necesidad nutricional, aunque esto último no se ha podido comprobar, asegura.

De acuerdo a la especialista, se recomienda hacerles caso, pero siempre cuidando que exista una nutrición balanceada antes, durante y después del antojo. Eso porque durante el embarazo lo ideal es subir 9 kg (con un margen +/- 2 kg), “para lograr esto se recomienda comer alimentos sanos y no calóricos cada dos o tres horas, como frutas, yogurt, snack de proteínas y, en las comidas principales, verduras, proteínas, frutas y no más de 1 taza diaria de hidratos de carbono”, dice.

En este periodo también es necesario tener actividad física, y en ese sentido, son ideales los ejercicios aeróbicos (no de esfuerzo), como bicicleta, natación o caminar rápido, y de tonificación, además de elongación, como el pilates y yoga.


  Vista 3566 veces