Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
logo clc
  logo clc
Embarazo

La conización cervical no es impedimento para conseguir un embarazo

El Virus Papiloma Humano (VPH) es un virus oncogénico, es decir, tiene la capacidad de poder transformar una célula infectada en una célula tumoral y es uno de los virus que se puede transmitir por vía sexual.

Este virus, es responsable de verrugas en la piel y de un gran porcentaje de cánceres de cuello uterino. Son varias las cepas de este virus que tienen la potencialidad de desarrollar la enfermedad en personas susceptibles; para prevenirlo, se indica un PAP (Papanicolau), un examen que permite analizar al microscopio las células del cuello uterino para evaluar alteraciones celulares que pueden estar reflejando una patología.

Cuando en las mujeres se detectan lesiones de tipo pre cancerígenas una alternativa de tratamiento es la realización de una conización cervical, esto es la extirpación en forma “cónica” de la parte externa del cuello del útero.

El doctor Amiram Magendzo, ginecólogo especialista en medicina reproductiva de Clínica Las Condes, explica que la realización de este procedimiento no debiera causar problemas de infertilidad.

Lo que puede ocurrir a veces es que “el cono cierre completamente el cuello del útero y los espermatozoides no pasen al útero, pero son casos poco frecuentes”, detalla el especialista.

Si la mujer ya está embarazada, puede haber un mayor riesgo de parto prematuro debido a la extirpación de gran parte del cuello del útero y eso pueda provocar que se produzca una incompetencia cervical.

Frente a una mujer con conización cervical y embarazada, “los obstetras de alto riesgo harán mediciones seriadas del cuello del útero durante todo el período de embarazo para tratar de evitar este riesgo”, insiste el doctor Magendzo.

  Vista 12129 veces