Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave. En caso de no tenerla, puede pedirla aquí

 
 
logo clc
  logo clc
Planificación

¿Se puede prevenir la endometriosis?

La baja en la natalidad que ha venido experimentando el país en los últimos años también podría asociarse al aumento de mujeres con endometriosis, la presencia de tejido endometrial fuera de la cavidad uterina, que si bien no tiene causa específica, podría estar relacionada con el flujo retrógrado, que disminuye durante el embarazo.

El doctor Rodrigo Macaya, especialista en reproducción y endocrinología ginecológica de Clínica Las Condes, indica que "en teoría, la endometriosis es una enfermedad más frecuente en los últimos cincuenta años. Al parecer estaría relacionada a una mayor exposición de flujos menstruales", dice.

Hace 50 años las mujeres se embarazaban más jóvenes que las mujeres de hoy y muchas tenían varios hijos antes de los 25 a 30 años, por lo que desde el inicio de la menarquia hasta los 30 años existía una menor exposición a ciclos menstruales. "Hoy las parejas optan por tener hijos más tarde y, por lo tanto, pasan más años expuestas a ciclos menstruales antes de buscar un primer embarazo. Esta mayor exposición a ciclos menstruales determinaría la mayor prevalencia de endometriosis en estos tiempos", dice el especialista.

Basado en eso es que la supresión de los ciclos menstruales podría ser una herramienta para prevenir la endometriosis, tanto el uso de anticonceptivos hormonales, que pueden disminuir, en parte, la cantidad del flujo menstrual y, por lo tanto, el flujo retrógrado endometrial, como el embarazo y lactancia, que logran frenar la enfermedad en forma considerable por largo tiempo.

"En ambas situaciones existe un balance diferente entre estrógenos y progesterona a los observados en mujeres con ciclos menstruales espontáneos. Los estrógenos incrementan la presencia de esta enfermedad y la progesterona la disminuye", dice el doctor.

Tanto los anticonceptivos como el embarazo tienen niveles elevados de estrógenos y progesterona, llevando el balance hacia la atrofia de la enfermedad.

Vista 119 veces