Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
logo clc
  logo clc
Planificación

Tres tips si piensas prepararte para un embarazo


El proceso de embarazarse comienza mucho antes de dejar los anticonceptivos, de esta manera se evitan riesgos que pueden afectar el normal desarrollo de cada etapa. ¿Cuándo comenzar? El doctor Eduardo Sepúlveda, ginecólogo de Clínica Las Condes, recomienda al menos tres meses antes de dejar los anticonceptivos.
 
  • No es de un día para otro: antes de dejar el método anticonceptivo que estés usando es fundamental realizarte un control no sólo ginecológico, sino general, para evaluar la existencia de alguna condición médica que pueda dificultar el embarazo y si es así, identificarla y corregirla. “Que se haga sus exámenes ginecológicos (Papanicolau, evaluación de mamas). Una vez suspendido el anticonceptivo hay mujeres que rápidamente se embarazan, pero en promedio son un par de meses para que se recupere el estatus o función hormonal habitual”, dice.
  •  
  • Control de enfermedades crónicas: si tiene una de ellas, como diabetes o hipertensión, debes consultar, pues aunque la mayoría de los medicamentos que se usan en diabetes se pueden usar en el embarazo, en el caso de hipertensión no todo son tan inocuos. “En eso hay que hacer un ajuste de terapia, por eso justamente parte de las indicaciones de control preconcepcional, tanto con su ginecólogo como con su médico cardiólogo o diabetólogo, que la esté manejando para hacer adaptaciones”, indica el especialista.
  •  
  • Tomar ácido fólico: es un folato o tipo de vitamina B, pero artificial, que tomado desde antes de embarazarse disminuye 50% el riesgo de algunas malformaciones del tubo neural, como la espina bífida. Se obtiene de suplementos o de alimentos fortificados, como el pan, en Chile. “Es deseable que tome ácido fólico por al menos por tres meses antes de empezar a buscar el embarazo. Antes, porque hay mujeres que se embarazan de inmediato, entonces el clásico error que se comete es suspender las pastillas y recién comenzar a tomar ácido fólico”, sostiene.
 
 
Vista 364 veces