CLC
CLCCLC
CLC
Atenuar las cicatrices del acné


Aunque eliminar las cicatrices no siempre es posible, se pueden atenuar

Aunque nunca desaparecen del todo, existen efectivos tratamientos que atenúan notablemente las cicatrices que deja el acné. Entre peelings químicos y un láser de última tecnología, CLC cuenta con las mejores herramientas para combatir este problema.

El acné es una afección inflamatoria muy común que afecta a un 80% de los jóvenes entre los 20 y los 30 años. Sin embargo, a veces es tan severo que deja cicatrices. Patricia Apt, dermatóloga de CLC, explica que en un grado avanzado de la enfermedad se producen nódulos quísticos que provocan lesiones profundas y que, incluso después del tratamiento con un especialista, suelen dejar unas cicatrices circulares deprimidas que reciben el nombre de ice peak. Si bien no se pueden borrar del todo, hay tratamientos para renovar la piel como peelings y láseres que en aproximadamente cuatro sesiones atenúan visiblemente las cicatrices. Lo mejor es que, a diferencia de tratamientos antiguos, los pacientes no necesitan de un tiempo de recuperación y pueden volver inmediatamente a sus labores.

Peelings químicos: Para cicatrices poco profundas, situadas en la epidermis o capa externa de la piel. Se hacen con productos químicos –como el ácido salicílico o glicólico– en concentraciones mucho más altas que las que se encuentran en las cremas de venta masiva. Por ello, ante el riesgo de irritaciones y complicaciones, se deben realizar bajo la estricta supervisión de un dermatólogo.

Microdermoabrasión: Este tratamiento suele complementar al de peeling químico y consiste en un lijado de la piel con abrasivos mecánicos como microcristales que, además de remover las células muertas, estimulan la producción de colágeno y elastina que le dan un aspecto terso a la piel que se regenera.

Láser fráxel: Es la tecnología más avanzada para borrar las cicatrices del acné. Se trata de un láser fragmentado que, por medio de ondas calóricas, penetra hasta la dermis y produce lesiones microscópicas que activan la regeneración celular desde la capa más profunda de la piel, con lo que atenúa hasta las cicatrices más marcadas. Al igual que la microdermoabrasión, mejora las estructuras de colágeno y elastina. El Fráxel produce los mismos efectos que el láser Erbio y de CO2, comúnmente utilizados en el tratamiento del acné, pero la gran diferencia es que su efecto es paulatino y progresivo a lo largo de 4 sesiones, por lo que no irrita la piel ni inhabilita al paciente. En CLC la utilización de láser Fráxel para atenuar las cicatrices del acné contempla cobertura de algunas isapres.

Evitar las cicatrices

  • Ningún tratamiento logra borrar completamente las cicatrices.
  • Para evitar que aparezcan, la única medida efectiva es tratarse el acné con un dermatólogo, quien, recetando cremas de uso tópico y medicamentos, evitará que la enfermedad avance y deje cicatrices.
  • A no ser que sea un especialista quien lo haga, jamás se deben pellizcar las erupciones de la piel.
  • A diferencia de lo que se piensa, el sol no es bueno para el acné y sólo contribuye a pigmentar cicatrices.
  • Se debe ocupar protección solar durante todo el año.

 

 

TE PUEDE INTERESAR

¿Cuántas sesiones necesito? ¿Es definitiva? Y otras preguntas frecuentes sobre la técnica.

Permite la máxima conservación de piel sana, logrando un mejor resultado estético y funcional.

La cirugía micrográfica de Mohs se realiza hace varias décadas, pero sigue siendo la opción más avanzada, precisa y efectiva.

El láser Alexandrita GentleLase Pro aporta mayor precisión y seguridad en el tratamiento.

La zona alrededor de los ojos es más delgada y más sensible que el resto de la cara.

El sol incrementa la aparición de manchas, pecas y lunares. Por esta razón, los especialistas recomiendan poner atención a los cambios y consultar ante cualquier duda.

 |<  < 1 - 2 - 3 - 4 - 5  >  >|