Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
logo clc
  logo clc
Otorrinolaringología

Obstrucción del conducto nasolagrimal

Madre abraza a su hija pequeña, quien sonríe con sus brazos en el aire

El principal síntoma de la obstrucción del conducto nasolagrimal es la presencia de lágrimas excesivas en los ojos, llamado epífora. Esto se produce porque el drenaje normal está bloqueado y hay retención de lágrimas en los ojos. En los recién nacidos es común que esto suceda y en la mayoría de los pacientes pasa durante el primer año de vida. En los adultos se puede producir secundario a infección, trauma o producto de tumores. El tratamiento va a depender de la causa por la cual se produjo y de la edad del paciente.

Cuando este drenaje bloqueado sucede a nivel del saco lagrimal o a nivel del conducto nasolagrimal, se puede solucionar con una dacriocistorrinostomía endoscópica.

Síntomas y signos:

 
  • • Lagrimeo excesivo
  • • Ojo rojo
  • • Inflamación o infección recurrente del ojo
  • • Costras en los párpados
  • • Secreción o pus desde los párpados y superficie del ojo
  • • Visión borrosa
 

Luego del diagnóstico, que se hace en conjunto con el equipo de oftalmología, los pacientes que presenten una obstrucción ya sea del conducto nasolagrimal o del saco nasolagrimal, son candidatos a realizar una dacriocistorrinostomía endoscópica.

Dacriocistorrinostomía Endoscópica:

 

Este procedimiento permite solucionar el problema de obstrucción del conducto nasolagrimal, sin dejar incisiones en la piel. Se realiza con instrumental especial endoscópica, cámara full HD y permite abrir el saco lacrimal completamente con tasa de éxito similares con la técnica abierta, pero sin las secuelas del abordaje externo, con menor traumatismo, menos molestias postoperatorias y mayor accesibilidad anatómica. De esta forma, se trata de un procedimiento seguro y eficaz, tanto en paciente adultos, como en niños.

Complicaciones oculares de la sinusitis

 

La sinusitis se puede complicar y la infección que comienza en la nariz puede afectar el ojo. Esta infección puede ser desde una celulitis preseptal, hasta un absceso orbitario. El manejo, en general, consiste en hospitalización y antibióticos por vía intravenosa.

Cuando no hay una buena evolución, hay que realizar drenaje de las cavidades perinasales y/o drenaje del absceso. Este procedimiento se realiza por vía endoscópica con cámaras especiales y sin incisiones en la cara. Se trata de un procedimiento seguro y eficaz.

Descompresión orbitaria

 

La principal indicación de una descompresión orbitaria es la oftalmopatía de Graves, también conocida como Oftalmopatía hipertiroidea. Esta técnica, realizada por el equipo de Otorrinolaringología, se realiza por vía nasal interna sin ningún tipo de incisión y logrando descomprimir adecuadamente la órbita, disminuyendo la presión en el nervio óptico.

Otras indicaciones en las cuales se realiza este procedimiento son el hematoma retro-orbitario, absceso orbitario y tumores orbitarios.