Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave. En caso de no tenerla, puede pedirla aquí

 
 
logo clc
  logo clc
Embarazo

Diabetes gestacional: ¿Por qué extremar los cuidados?

Se trata de una patología que está muy relacionada con el estilo de vida y la mala alimentación y esta es precisamente una de las razones por la que se ha convertido en una patología que frecuentemente está generando embarazos de alto riesgo.

El doctor Andrés Pons, gineco- obstetra, especialista en Medicina Materno Fetal y jefe del Centro Especializado de Vigilancia Materno Fetal (CEVIM) de Clínica Las Condes, explica que a diferencia de otros tipos de diabetes, la diabetes gestacional -por definición- es la que se detecta por primera vez durante el embarazo, es decir, la paciente no tiene antecedentes previos de esta enfermedad. El diagnóstico se realiza en base a la alteración de un examen de sangre: la curva de tolerancia a la glucosa, que se solicita a las pacientes embarazadas entre las 22 y las 28 semanas.

En la diabetes gestacional, en general no hay síntomas clínicos importantes, aun cuando haya un aumento exagerado del peso materno y del volumen de líquido amniótico. El tratamiento se basa en un régimen de alimentación con restricción de azúcares. “Luego del parto, lo más común es que los niveles de azúcar se normalicen rápidamente y que no sea necesario efectuar una dieta especial”, dice el especialista.

Si esta patología está bien controlada, no es una condición preocupante. Pero si no lo está, esas mujeres estarán expuestas a sobrepeso, obesidad, riesgo de preeclampsia, infecciones periparto, posibilidad de partos quirúrgicos (por fetos grandes) y de hemorragia post parto. Pero eso no es todo, un mal control metabólico de la enfermedad determinará mayor riesgo para el bebé en términos de favorecer su crecimiento excesivo, riesgos de morbilidad perinatal e inmadurez funcional pulmonar. Los fetos expuestos a hiperglicemias repetidas responden con hiperinsulinismo fetal por lo que, una vez nacido, en neonatología debe vigilarse su metabolismo y que no se produzca hipoglicemia u otras alteraciones metabólicas en los primeros días de vida.
Por todos estos motivos, la diabetes gestacional no es algo que pueda tomarse a la ligera.

  Vista 804 veces