Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
logo clc
  logo clc
Planificación

La relación entre prolapso e incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria es un término genérico para referirse a la pérdida involuntaria de orina, lo que puede tener distintas causas y condicionantes, y que afecta tanto hombres, como mujeres y niños. El prolapso, por otro lado, es una condición exclusiva de las mujeres, y es la herniación o salida de los órganos intrapélvicos a través de la vagina -útero, vejiga o recto- que se exponen, producto de la debilidad de la musculatura del piso pélvico y el aumento de la presión intrapelviana.
 
Se trata de dos condiciones distintas, aunque hay casos en que están relacionadas, por lo que suelen confundirse.
 
El doctor Humberto Chiang, urólogo del Centro de Piso Pelviano de Clínica Las Condes, explica que la incontinencia urinaria en la mujer adulta puede estar relacionada con el prolapso. “Se da aproximadamente en la mitad de las pacientes que tienen prolapso. El tipo más frecuente con que se relaciona es la incontinencia de esfuerzo de determinación anatómica”, indica el especialista.
 
La incontinencia se caracteriza por la pérdida de orina en cantidades relativamente pequeñas, lo que se produce cuando se realiza un esfuerzo y al toser, estornudar o saltar. No se relaciona con la incontinencia de urgencia. La incontinencia urinaria producida por el descenso de la vejiga y uretra o uretra y esfínter se produce porque éste no encuentra un soporte adecuado y al hacer un esfuerzo no puede cerrarse bien y se escapa la orina.
 
“Mujeres con grandes prolapsos tienen incontinencia urinaria, pero no se dan cuenta, pero se puede manifestar después de reparar el prolapso. Por eso es importante realizar una evaluación completa antes de plantear una cirugía”, dice.
 
El trabajo multidisciplinario es clave en este caso, lo que se logra en el Centro de Piso Pelviano de Clínica Las Condes, en que urólogos, ginecólogos, coloproctólogos, geriatras, expertos en medicina del dolor, psicólogos, psiquiatras y kinesiólogos trabajan en equipo para lograr el mejor diagnóstico y tratamiento.





  Vista 2749 veces