BlogVolver al blog

preparar el parto

Consejos para esperar y preparar el parto

29 de junio, 2022 Tratamiento y Recuperación
Llegar al momento del parto informados permite disminuir la ansiedad y los temores que pueden existir respecto del nacimiento, sobre todo en los padres primerizos. Te invitamos a seguir leyendo para que estés preparado en este importante acontecimiento.

Los controles prenatales son la mejor instancia para que los padres manifiesten sus dudas e inquietudes y se puedan preparar de la mejor manera para el nacimiento de su hijo.

Con la ayuda de la doctora Carolina Martinovic, gineco-obstetra CLC, te contamos diez cosas que debes saber para prepararte antes de llegar a este día tan especial, como es el nacimiento de tu hijo. 
 
1. Mantener un peso saludable:

Durante el embarazo se debe mantener una alimentación saludable y el aumento de peso recomendado para cada paciente dependerá de su estado nutricional. Es importante seguir la recomendación del especialista, ya que las mujeres con sobrepeso y aquellas con excesiva ganancia de peso durante el embarazo suelen tener más complicaciones durante la gestación como síndrome hipertensivo del embarazo, preeclampsia o diabetes gestacional. También hay mayor riesgo de macrosomía fetal (recién nacido mayor a 4000 gr.) y fetos grandes para la edad gestacional. El aumento de peso recomendado es de 10 kilos en aquellas pacientes normopeso e inferior a seis kilos en pacientes con sobrepeso.
 
2. Ejercicio físico:

La actividad física durante el periodo de gestación no está contraindicada a menos que haya alguna complicación del embarazo y el médico lo prohíba. Los ejercicios recomendados son aquellos de bajo impacto, privilegiando, por ejemplo, el ejercicio aeróbico como bicicleta estática, pilates, yoga y natación.  También es recomedable realizar elongaciones para evitar calambres y contracturas musculares junto a  ejercicios de respiración.

Durante el tercer trimestre de embarazo se recomienda realizar ejercicios específicos para preparar el piso pélvico y fortalecer la musculatura en beneficio de un adecuado paso del recién nacido por el canal del parto.
 
3. Tipos de contracciones
 
  • Braxton Hicks: durante todo el proceso de gestación la mujer tiene estas contracciones que duran entre 30 segundos y un minuto y preparan el útero para el momento del parto. Sin embargo, al inicio del tercer trimestre comienzan a hacerse más seguidas y evidentes.
  • Contracciones de pródromos de trabajo de parto: corresponden al inicio del trabajo de parto. Dependiendo de si la paciente es primigesta o ya ha tenido hijos, pueden durar días u horas antes del desarrollo del trabajo de parto propiamente tal. En este periodo también se puede producir la expulsión del tapón mucoso, que es una secreción que puede contener estrías de sangre y corresponde a la apertura del cuello uterino.
  • Contracciones de trabajo de parto: son similares a las contracciones del pródromo de trabajo de parto, pero mucho más coordinadas, regulares y con una frecuencia mantenida y superior de una a dos cada 10 minutos.

4. Tipos de parto:
 
  • Parto vaginal: aquí todos los esfuerzos están concentrados en que el feto tenga una salida expedita por la vagina. Para esto, el cuerpo de la mujer va cambiando de forma progresiva durante todo el embarazo. Este parto tiene tres fases: borramiento y dilatación del cuello uterino; fase expulsiva, en la que el feto desciende y logra salir por el canal de parto; y alumbramiento, que es la expulsión de la placenta.
  • Parto natural: es un proceso menos invasivo, con menor intervención de medicamentos y de procedimientos clínicos, generalmente, sin uso de anestesia. El objetivo es vivir el parto de la forma más natural posible, por lo que no se utilizan fármacos para conducir las contracciones. Es importante señalar que este tipo de parto se reserva para las pacientes que tienen un embarazo fisiológico sin ninguna complicación ni comorbilidad. Sin embargo, debe haber un equipo médico presente para asegurar ante todo la salud de la madre y su hijo.
  • Cesárea: es una cirugía abdominal que se realiza para extraer al feto cuando el parto vaginal representa algún riesgo para la madre o para su hijo o cuando, definitivamente, no es posible que nazca por esa vía. En algunas oportunidades se debe practicar pese a que ya se está en trabajo de parto vaginal.

5. ¿Qué llevar a la clínica?

Para la mamá:
 
  • 3 camisas de dormir.
  • Ropa interior maternal
  • Protectores de pezón desechables.
  • Artículos de aseo personal.
Apósitos maternales. 

Para el recién nacido:
 
  • 4 piluchos o body.
  • 4 ositos de algodón.
  • 4 pares de calcetines.
  • 4 pañales de algodón o “tutitos”.
  • 2 gorros.
  • 2 pantys.
  • 2 mudas completas extra.
  • 24 pañales desechables de recién nacido.

6. Anestesia:

Al igual que el embarazo, el trabajo de parto y la percepción de dolor es diferente en cada mujer. Por eso, es importante el trabajo del anestesista durante el parto, quien determinará qué alternativa es la más adecuada para cada paciente.

La anestesia que se utiliza con más frecuencia es la eperidural, que permite administrar varias dosis de anestesia durante el trabajo de parto y bloquear el dolor manteniendo la actividad motora de la paciente.

7. ¿Qué ocurre cuando llego a la clínica?

Lo ideal es ir acompañada de alguien que pueda ayudar en los trámites de ingreso administrativo. Luego hay que dirigirse a maternidad, donde se realizarán las siguientes maniobras:
 
  • Ingreso médico: revisión de la historia clínica, antecedentes médicos maternos y de patologías durante el embarazo, además de revisión de los exámenes que se realizan en forma rutinaria durante el control prenatal.
  • Se canaliza una vía venosa para tener un lugar donde administrar fármacos, volumen y en caso de alguna emergencia, poder actuar de forma expedita para proteger el bienestar de la madre y su hijo.
  • Exploración vaginal para evaluar la progresión del trabajo de parto.
  • Monitorización fetal para evaluar el bienestar de la guagua, la tolerancia a las contracciones y la frecuencia de las contracciones.

8. ¿Y en el caso de una cesárea?

La noche antes de la cirugía se debe ingerir una comida liviana (esto puede variar según la hora en que esté programado el procedimiento).

En el pabellón, el médico anestesista administra anestesia que genera bloqueo motor y sensitivo desde la pared abdominal hacia abajo, adormeciendo esta parte del cuerpo para relajar la musculatura abdominal e impedir la sensación de dolor.

Se instala una sonda en la vejiga para asegurar que esté vacía en el momento de realizar la incisión de la pared uterina y no dificulte el acceso para la extracción fetal.

Luego, el gineco-obstetra realiza una incisión en la parte baja del abdomen -en todas las capas de la pared abdominal- hasta llegar al útero, donde se realiza una incisión que permite la extracción fetal.

En general, la mujer que tiene una cesárea tiene un postparto un poco más doloroso que aquellas pacientes que tienen un parto vaginal, pero, con adecuada analgesia y haciendo caso a las recomendaciones de su médico tratante, en un par de días no debería tener diferencia con una paciente de parto normal.

9. Cuando estás en la sala de parto
 
  • Se aplica la anestesia si la madre así lo desea.
  • Se hace un tacto vaginal según la necesidad de cada mujer, para ver cómo va progresando el trabajo de parto o cuando las condiciones de la madre o el feto lo ameriten.
  • Continúa la monitorización constante.
  • Cuando se llega a la dilatación completa y comienza el descenso de la cabeza del feto a través del canal del parto, se inicia el parto como tal y toda la sala se prepara para ese momento, con el equipo de neonatología presente para la atención inmediata del recién nacido.

10. ¿Cómo saber si llegó la hora?
 
  • Contracciones seguidas y regulares cada 5 minutos mantenidas por más de dos horas y éstas se tornan dolorosas.
  • Pérdida de mucosidad abundante o líquido por los genitales.
  • Sensación de peso vaginal importante.






 
Vista 264 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

¿Cuántos mitos y verdades conoces sobre la lactancia?

05 de agosto, 2022 Maternidad

En la Semana Internacional de la Lactancia aclaramos sus mitos más comunes. ¿Has escuchado alguno de ellos?

Leer más

Lactancia Materna: un vínculo alimenticio y afectivo

01 de agosto, 2022 Recién nacido

En la semana de la lactancia materna hablemos sobre este importante proceso entre la madre y el bebé.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios