BlogVolver al blog

¿Cómo afecta el coronavirus a los niños con enfermedades crónicas?

27 de abril, 2020 Tratamiento y Recuperación
Si bien los síntomas del COVID-19 son similares en niños y adultos, la evidencia indica que los niños contraen la enfermedad con menor frecuencia y de forma más leve e incluye síntomas como fiebre, tos, mucosidad nasal, dolores musculares, dolor de garganta disminución del apetito y a veces dolor abdominal, vómitos o diarrea.

El manejo del paciente grave con COVID-19.

E doctor Alberto Vidal, pediatra broncopulmonar de Clínica Las Condes, , explica que, afortunadamente, los niños se agravan y necesitan hospitalización con men or frecuencia que los adultos, pero que, sin embargo, cuando es necesario hacerlo es porque la enfermedad progresa a una neumonía.
Existen algunas condiciones previas que aumentan la probabilidad de hospitalización o complicación por coronavirus en niños, entre las cuales están:
  • La edad (ser menor de un año).
  • Enfermedades cardíacas crónicas.
  • Enfermedades pulmonares crónica.
  • Enfermedades del sistema inmunológico.  

El especialista aconseja consultar al servicio de urgencia cuando un niño que padece COVID-19 se vea muy decaído, la fiebre sea de difícil manejo, tenga un importante rechazo alimentario o signos de dificultad respiratoria.

En este sentido, agrega que “es poco probable una complicación luego del alta médica, ya que la enfermedad es autolimitada con completa recuperación; además, en Clínica Las Condes existen protocolos estrictos de seguridad al alta de un paciente pediátrico”.

Sin embargo, recalca que hay que tener presente es que un niño con COVID-19 que requirió hospitalización por neumonía excretará el virus por un período de tiempo más largo que aquel que hizo enfermedad más leve y se mejoró en su casa, lo que implica prolongar las medidas de cuarentena intradomiciliaria, evitando el contacto con población adulta en riesgo.
 

Es importante estar vacunados este invierno

 
Existen reportes en que la infección pediátrica por COVID-19 puede coexistir hasta en un 30% con otro germen respiratorio, que eventualmente podría ser una infección por influenza.

Por lo anterior, el pediatra enfatiza en que “la vacuna contra la influenza para niños, embarazadas, enfermos crónicos y adultos mayores, reduce las hospitalizaciones, el ingreso a unidades de cuidados intensivos y la mortalidad por esta enfermedad, lo que permitiría proteger a los pacientes con COVID-19 o a sus contactos y al mismo tiempo no congestionar nuestro sistema de salud”.

Asimismo, todos los años, con la llegada del invierno, la contaminación y el descenso de la temperatura ambiental, aumenta la diseminación de los virus respiratorios además de la influenza. Entre ellos el virus respiratorio sincicial que afecta a todos los niños, pero particularmente a los menores de un año que son los que se hospitalizan por esta infección. También aumentan las bronquitis obstructivas por otros virus y las neumonías virales o bacterianas.

El doctor Alberto Vidal asegura que, como se ha ido desarrollando la pandemia, es casi imposible evitar que coexistan estas enfermedades, ya que el COVID-19 llegó a nuestro país para quedarse, pero, sin embargo, podemos disminuir la posibilidad de adquirirlas manteniendo las siguientes medidas de prevención:
 
  • Lavado frecuente de manos con agua y jabón o alcohol gel si esto no es posible.
  • Evitar tocarse ojos, boca o nariz.
  • Medidas de distanciamiento social, evitando el contacto directo.
  • Usar mascarilla.
  • Cubrir la boca al toser o estornudar y botar pañuelos desechables.
  • Limpiar las superficies que se tocan con frecuencia.
  • Evitar el tabaquismo dentro del hogar.
 

Controles y tratamiento

 
Con respecto a la realización de control de niño sano o seguimiento de alguna enfermedad como reflujo, fibrosis quística u otra, el médico recomienda, en el caso de un niño muy pequeño o portador de enfermedad crónica, utilizar los sistemas actualmente disponibles en Clínica Las Condes para ser controlado por su Pediatra, ya sea vía telemedicina o atención domiciliaria.

Añade que, particularmente en caso de los niños asmáticos, que son entre el 10% y 15%, es clave que mantengan su tratamiento controlador habitual sin suspenderlo, que ellos o sus padres sepan reconocer síntomas de exacerbación asmática (crisis), que mantengan contacto con su broncopulmonar y que, como se mencionó, se vacunen contra influenza.
Vista 2119 veces
Leer articulo completo

Noticias relacionadas

¿Qué sabemos hasta ahora de la variante Omicron?

18 de enero, 2022 Urgencia

La variante Omicron se ha constituido en la variante predominante a nivel mundial, generando nuevas olas en Europa y Estados Unidos, lo que hace necesario mantener altas coberturas de vacunación de la población, reforzar la aplicación de dosis de refuerzo y respetar las medidas de prevención como es el uso correcto de la mascarilla, higiene de manos frecuente y distanciamiento físico.

Leer más

Omicron: 5 cosas que debes saber sobre la nueva variante

30 de diciembre, 2021 Urgencia

Desde que fue detectado en noviembre pasado en Sudáfrica, los científicos iniciaron numerosos estudios para conocer las características y el comportamiento de Ómicron, la nueva variante de COVID-19.

Leer más

Comentarios

Comments
Este post actualmente no tiene comentarios