Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
logo clc
  logo clc
Otorrinolaringología

Enfermedades de la voz Profesional

Enfermedades de la voz Profesional

Enfermedades de la voz Profesional

La gran mayoría de nosotros usamos nuestra voz para comunicarnos, expresar nuestras emociones y necesidades, como una herramienta más en el día a día de nuestras vidas. Cuando nuestra voz se ve comprometida, valoramos lo importante que es y lo limitados que nos sentimos con su afectación. Sin embargo, para algunos, la voz no es sólo la llave de la comunicación humana, sino que es su herramienta principal de trabajo.

En este grupo es donde se encuentran nuestros cantantes, actores/actrices, y todos aquellos que se desempeñan sobre el escenario: locutores y personas que trabajan en radio; gente que trabaja en televisión como conductores, animadores, presentadores y otros; clérigos, predicadores; animadores de eventos, entre otros. En estos pacientes, alteraciones leves a moderadas de la voz, pueden generar cambios o repercusiones importantes en su desempeño laboral diario. Esto es especialmente cierto y evidente en los cantantes.

El cuidado de pacientes de voz profesional requiere de un manejo especial, entendiendo los múltiples sistemas fisiológicos que interactúan para permitir el máximo y más eficiente rendimiento vocal, sin el consiguiente daño de las cuerdas vocales. Cuando la voz de estos profesionales falla, se requiere un enfrentamiento más agudo, rápido y multidisciplinario, comparado con aquellos pacientes para los cuales un cambio en su calidad vocal no es crítico en el desempeño de su profesión.

En Clínica Las Condes, contamos con una Unidad de Trastornos de la Voz y Deglución integrada por otorrinolaringólogos expertos en el manejo de este tipo de problemas; fonoaudiólogos de gran experiencia dedicados a la rehabilitación de problemas de la voz y profesores de canto que, si bien no están físicamente en la clínica, trabajan estrechamente con nuestro equipo.

Contamos con equipos de la más alta tecnología que nos permiten evaluar rigurosamente la laringe y sus cuerdas vocales, contribuyendo eficazmente en identificar eventuales alteraciones del sistema vocal responsables del trastorno de la voz.

La videonasofibroscopía es un examen que, a través de una fibra óptica flexible introducida por la fosa nasal, nos permite visualizar la vía aérea superior con facilidad, rapidez y precisión, brindándonos imágenes de excelente resolución gracias a la nueva tecnología de chips en el extremo de la fibra que captan las imágenes.

La videoendoscopía rígida con luz estroboscópica es el examen de elección cuando queremos evaluar con detalle máximo la estructura de nuestras cuerdas vocales. Se realiza a través de la boca con una óptica rígida acoplada a una luz especial, llamada estroboscópica. Esta luz permite evaluar no sólo la integridad estructural y anatómica de las cuerdas vocales, sino también su funcionalidad al evaluar cómo se encuentra la capacidad vibrátil de las cuerdas.

Ambos exámenes, videonasofibroscopía y videoendoscopía rígida, se realizan en la consulta con anestesia tópica aplicada en spray a la nariz o boca, dependiendo del examen; y con mínimas molestias.

Cabe mencionar que una buena voz depende, no solamente de que la cuerda vocal se vea bien, sin lesiones evidentes en su borde, sino que funcione bien vibrando y oscilando adecuadamente, sin adherencias o cicatrices que la puedan hacer más rígida.

Dentro de las lesiones que podemos encontrar en profesionales de la voz, están:

  • Los nódulos vocales.
  • Pólipos.
  •  Pseudoquistes.
  • Edema (inflamación) de borde libre cordal, que muchas veces son resultado de abuso, sobreuso o mal uso de sus cuerdas vocales.


Al igual que otros pacientes, pueden sufrir de cuadros agudos de infección de su laringe (laringitis) en el contexto de un resfrío u otra infección de la vía respiratoria alta. Así mismo, crisis de alergia, contaminación ambiental, reflujo gastroesofágico que puede alcanzar la laringe, generando cambios en la voz.

También están las lesiones crónicas en las cuerdas, producto de una lesión maltratada o de sobrecarga vocal persistente, sin adecuada técnica vocal. Pero, especialmente importantes, son aquellas disfonías de presentación brusca en relación a un esfuerzo vocal agudo o en el curso de una puesta en escena, ya que pueden estar manifestando una hemorragia de la cuerda vocal o una laceración (desgarro o herida) de la cuerda vocal. Estas dos últimas condiciones deben ser enfrentadas como una urgencia laringológica en el profesional de la voz, por las eventuales secuelas vocales que pueden generar su tratamiento inadecuado e inoportuno.

Si bien la disfonía (o cambio en la calidad de la voz) es el síntoma más evidente en los problemas de las cuerdas vocales, existen otras molestias vocales que, aunque menos drámaticos e invalidantes, también deben despertar nuestra “alarma” de que algo puede estar pasando en la laringe:

  • Fatiga o cansancio vocal.
  • Aumento del tiempo de calentamiento vocal.
  • Dolor al cantar o fonar.
  • Acortamiento del rango vocal, entre otros.


Los profesionales de la voz son verdaderos atletas de elite de las cuerdas vocales, por ello, la sospecha, diagnóstico y manejo oportuno de un problema vocal es fundamental al momento de buscar una resolución del problema sin secuelas posteriores.

Por lo delicado y trascendente que resulta un problema en las cuerdas vocales de un profesional de la voz, el trabajo en estos casos debe ser multidisciplinario, participando activamente el paciente, otorrinolaringólogo experto en voz, fonoaudiólogo con experiencia en manejo de profesionales de la voz, profesor de canto del paciente en caso de tenerlo y representante del paciente en caso de que existan espectáculos y compromisos tomados con anterioridad.