Mi Clínica
 

Si desea crear su cuenta de acceso debe dirigirse a cualquier módulo de informaciones para solicitar su clave.

 
 
logo clc
  logo clc
Centro de Nutrición y Bariátrica

Especialistas que tratan la obesidad

Especialistas que tratan la obesidad

Nutriólogo

 

El nutriólogo es un médico especialista que se encarga de del estudio, diagnóstico y tratamiento de patologías nutricionales.

Además, determina el estado nutricional que tiene el paciente, por ejemplo si su sobrepeso guarda relación con alguna patología o si esta condición posee una consecuencia en su salud, con el fin de realizar un estudio con exámenes según corresponda y darle, incluso, tratamiento con fármacos si es necesario.

Lo ideal es que en caso de problemas nutricionales o metabólicos, la labor del especialista se complemente con el trabajo del nutricionista, profesional que tiene el rol de asistir y guiar a los pacientes en la obtención de una dieta saludable de acuerdo a sus características individuales.

Tratamiento nutricional para el sobrepeso y obesidad

Para determinar cuál es el mejor tratamiento nutricional para cada persona, primero se debe identificar cuál es la causa del exceso de peso, la que puede abarcar malos hábitos, trastornos psiquiátricos u orgánicos.

El plan de acción puede variar dependiendo de cada paciente e incluir:

  • Solamente cambios en el estilo de vida, como comer más sano y hacer actividad física.
  • Necesidad de ayuda farmacológica.
  • Derivación a un cirujano bariátrico.

Psiquiatra

El rol del psiquiatra dentro del equipo multidisciplinario para el tratamiento del sobrepeso y la obesidad es fundamental, ya que casi el 80% de los pacientes con este problema presenta una comorbilidad psiquiátrica, por lo que es muy relevenate detectar trastornos de base, como desórdenes alimenticios de distinto tipo que no permiten al paciente lograr su recuperación.

El trabajo de los psiquiatras en el Centro de Nutrición y Enfermedades Metabólicas de CLC está muy coordinado con el del resto del equipo médico, ya que se aseguran de que las intervenciones resulten efectivas desde el punto de vista emocional, incorporando a la familia del paciente, como también, en lo que respecta al uso de fármacos que no estimulen la alimentación y la identificación de subtipos de trastornos que requieren un manejo especial, por ejemplo las personas con adicción al azúcar.

Manejo del ánimo

Los estados anímicos tienen directa relación con el sobrepeso, obesidad u otras patologías como la anorexia y bulimia, tanto antes, durante y después del tratamiento. Por ejemplo, es común que un paciente obeso esté deprimido en forma constante, ya que ve cómo su vida social es afectada. Esa inestabilidad anímica es la misma que le hace desistir en sus intentos de bajar de peso, pues disminuye su fuerza de voluntad y, en términos generales, lo hace estar con menos recursos cognitivos y emocionales para controlar su alimentación. Está descrito clínicamente como la depresión genera aumento del consumo de hidratos de carbono, lo que dificulta aún más el seguir adecuadamente una dieta indicada por el nutriólogo.

El trabajo del psiquiatra también es clave después de una cirugía bariática, sobre todo si el paciente tiene comorbilidad psiquiátrica y está en tratamiento farmacológico. Cuando la persona se encuentra bien, debe seguir con apoyo psicológico, ya que estos profesionales pueden detectar cuando hay retroceso y se requiere de evaluación psiquiátrica.

Eso sí, el mayor problema es que la generalidad de los pacientes se siente muy bien el primer año, pero la patología psiquiátrica de base sigue latente, la que tiende a manifestarse después de ese período.

Broncopulmonar

 

El sobrepeso y la obesidad desencadenan una serie de problemas en la salud de las personas, pero hay uno que en particular afecta la calidad del descanso nocturno y el desempeño diario del paciente. Se presenta con ronquidos y pausas respiratorias mientras se duerme, las que pueden llegar a durar varios segundos, y que es conocida como apnea del sueño.

Habitualmente se presenta con ronquidos e incide directamente en un mayor cansancio y fatiga, lo que influye en la calidad de vida del paciente y de quienes lo rodean, debido a que los ronquidos y sensación de ahogo son motivo de constante preocupación.

La apnea del sueño no tratada también reviste una gravedad importante, ya que está asociada a un mayor riesgo de accidente de tránsito y enfermedad en el sistema cardiovascular.

¿Cuándo se debe consultar a un broncopulmonar?

  • Cuando el paciente experimentan somnolencia en situaciones inadecuadas, por ejemplo, mientras ve televisión, lee o, incluso, cuando conduce su vehículo.
  • También si la persona tiene disminución de la concentración, memoria o baja de la libido.
  • Cuando los hombres tiene más de 43 cm. de cuello y las mujeres más de 40 cm.
 

¿Cuál son los tratamientos para la apnea del sueño producto de la obesidad?

  • El tratamiento a utilizar se establece de acuerdo a cada paciente, pero está basado en una correcta higiene de sueño, medidas posicionales al dormir en los que roncan o presenten apneas y bajar de peso.
  • Cuando la obesidad es leve a moderada y la disminución de peso que se logra es significativa se puede curar la enfermedad.
  • Cuando el caso es grave se usan equipos de presión positiva continua (CPAP). Estos funcionan a través de la generación aire a presión formando una cámara neumática en la faringe, con lo que se evita el colapso de la vía aérea y se elimina el ronquido y las apneas.
 

Mayor información en el Centro de Trastornos Respiratorios del Sueño de CLC

Cirujano Plástico

 

El rol del cirujano plástico en el Centro de Nutrición y Enfermedades Metabólicas de CLC se relaciona directamente con el manejo de áreas de acumulación de grasa que no responden a otras alternativas terapéuticas, por ejemplo, a través de la lipoaspiración. También a la solución del exceso de piel o tejido debido a la baja masiva de peso, utilizando alternativas como la abdominoplastía.

Toda persona es candidata a una cirugía de contorno corporal, siempre y cuando se encuentre dentro de parámetros aceptables de peso y con condiciones metabólicas estables.

Indicaciones después de la cirugía bariátrica

Se recomienda que el paciente post bariátrico acuda al cirujano plástico durante el proceso de baja de peso. En los controles iniciales se realiza educación sobre las alternativas de manejo cuando se pierde mucho peso de forma rápida, para así entusiasmar al paciente, mejorar su adherencia al tratamiento y mantener un seguimiento cercano.

Las posibilidades quirúrgicas para la corrección de secuelas de baja masiva de peso son muy variadas, y se deben ajustar individualmente a cada paciente. Pero, en su mayoría, están destinadas a corregir excesos piel y tejido subcutáneo, los cuales suelen acumularse en brazos, mamas, tórax posterior, abdomen y flancos, muslos, etc.

Los resultados estéticos y funcionales suelen ser altamente satisfactorios en este tipo de pacientes, ofreciendo drásticos cambios en su calidad de vida. Las técnicas más utilizadas son lipoaspiración y abdominoplastía.

Para tener en consideración:

El momento ideal para optar a una cirugía plástica, en el caso de pacientes post bariátricos, es una vez alcanzado el objetivo de baja de peso planificado y que este resultado se encuentre en una fase estable.

Recomendaciones para un resultado quirúrgico óptimo:

  • Todo paciente sometido a cirugía de contorno corporal debe permanecer hospitalizado al menos entre 24 y 48 horas antes del alta.
  • Es frecuente el uso de drenajes post operatorios en las zonas corregidas quirúrgicamente, los cuales requieren de una capacitación del paciente para su correcto uso.
  • Fajas, body y sostenes especiales, también son utilizados con frecuencia y por varias semanas después de la cirugía.
  • El manejo de las heridas quirúrgicas requiere especial atención, para identificar y prevenir alteraciones de cicatrización.
  • Muchas veces es necesario recurrir a procedimientos complementarios para conseguir un resultado óptimo.

Cardiólogo

 

El sobrepeso y la obesidad afectan de forma importante la salud cardiovascular. Esto, mediante la asociación con factores de riesgo cardiovascular clásicos: dislipidemia, hipertensión y diabetes mellitus tipo 2. Además, la obesidad podría causar enfermedad cardiovascular mediante otros mecanismos como inflamación subclínica, disfunción endotelial, aumento del tono simpático, perfil lipídico aterogénico, factores trombogénicos y apnea obstructiva del sueño.

Algunos problemas cardíacos que se relacionan con la obesidad:

Enfermedad coronaria: la acumulación de placas de colesterol en las arterias del corazón provoca enfermedad coronaria e infartos al corazón. Uno de sus principales factores de riesgo es la obesidad.

El riesgo de cardiopatía coronaria aumenta cuando las personas presentan concentración de grasa en el abdomen y aumento del diámetro abdominal.

Insuficiencia cardíaca: es la incapacidad del corazón para cumplir con las demandas que el organismo le impone. Se traduce en dificultad respiratoria, fatiga y cansancio. La obesidad es un conocido factor de riesgo, independiente de insuficiencia cardiaca, que ha alcanzado proporciones epidémicas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que más de 1.000 millones de adultos en todo el mundo tienen sobrepeso y, de ellos, 300 millones son clínicamente obesos.

Fibrilación auricular: es una arritmia que se caracteriza por una frecuencia irregular del corazón. La fibrilación auricular puede provocar cansancio importante y, en algunos casos, se asocia a infartos cerebrales.

Mantener un peso adecuado y un estilo de vida saludable, puede reducir los problemas relacionados a la fibrilación auricular.

Apnea del sueño: Las personas con obesidad tienen más apnea del sueño, la que incrementa el riesgo de insuficiencia cardíaca y fibrilación auricular.

¿Cómo se puede cuidar el corazón?

Existen simples consejos que puede ayudar a cuidar la salud del corazón, la que se ve muy afectada debido al sobrepeso y obesidad.

  • Incorporar alimentos saludables en la dieta: carnes magras, pescados, legumbres, frutas y verduras, lácteos descremados y cereales, entre otros.
  • Evitar el exceso de colesterol y azúcar en la sangre: controlar la diabetes y la dislipidemia con el médico.
  • Realizar ejercicio de manera regular, tres veces a la semana, 30 minutos cada vez: si ha sido sedentario por mucho tiempo, se puede partir con un caminata.
  • Descansar bien: preocuparse de tener un sueño reparador.
  • Dejar el tabaco y evitar el exceso de alcohol.
  • Evitar situaciones estresantes.
  • Controlar la presión arterial: disminuir el consumo de sal y controlar con el médico.

Psicólogo

 

Una de las tareas más difíciles que debe enfrentar una persona es bajar de peso. Para ello, la ayuda de un psicólogo experto es fundamental, ya que la obesidad es una enfermedad que afecta directamente la autoestima, seguridad personal, estado de ánimo y adaptación social.

El tratamiento requiere de mucha fuerza de voluntad, motivación, disciplina, perseverancia y, por cierto, tolerancia a la frustración. Especialmente, cuando no se cumplen los objetivos a la velocidad que se quiere.

El psicólogo del Centro de Nutrición y Enfermedades Metabólicas de CLC, establece diversas estrategias para hacer que el paciente logre mejorar la relación que tiene con la comida y con sí mismo.

Además, ayuda al paciente en la regulación sus impulsos y emociones de una manera en que su afrontamiento sea más adaptativo y que no genere más daño. Trabaja sobre la imagen corporal, relaciones interpersonales y otros focos, dependiendo de las necesidades que tenga cada persona.

Factores que influyen en el sobrepeso

Varios son los factores que inciden en esta enfermedad: la herencia, la genética, factores ambientales, hábitos y crianza son alguno de ellos.

Además, la dificultad para regular el “malestar emocional”, la angustia y la ansiedad, entre otros, son claves en el aumento de peso.

Para muchas personas, la comida se ha convertido en una especie de “regulador emocional”, que permite distraer tal malestar.

Por eso mismo, es importante identificar primero los factores que están manteniendo el problema y luego establecer alguna estrategia alternativa que no sea ingesta de alimentos.

Kinesiología

 

La Kinesiología es la ciencia que estudia el movimiento y lo utiliza como herramienta terapéutica. En el Centro de Nutrición y Enfermedades Metabólicas de CLC es el área encargada de evaluar, prescribir y coordinar el ejercicio acorde a los distintos objetivos del paciente: control de peso, control de enfermedades metabólicas, embarazo saludable, preservación de masa muscular en el paciente bariátrico y con enfermedad inflamatoria intestinal, etc.

Todos lo anterior se realiza pensando en el contexto psicosocial del paciente, ajustando sus tiempos, metas y ejercicios a su realidad individual.

Importancia de la Kinesiología dentro del tratamiento para bajar de peso

Una persona sedentaria que decide comenzar a ejercitarse, tiene mayor riesgo de sufrir una lesión, sobre todo si tiene exceso de peso.

El kinesiólogo especialista en medicina del deporte, actividad física y salud, es el encargado de prescribir el tipo de ejercicio más adecuado a las características individuales del paciente para, de esta manera, obtener la mayor cantidad de beneficios con el mínimo riesgo. Lo anterior, se logra ajustando variables como la logística, objetivos, capacidad física, antecedentes posturales y musculoesqueléticos de cada individuo.

Principales beneficios del ejercicio en los tratamientos de sobrepeso y obesidad

  • Contribuye a la disminución de peso, optimizando la pérdida de grasa  y manteniendo la masa muscular.
  • Mejora los niveles de presión arterial y colesterol que se encuentran habitualmente alterados en pacientes con sobrepeso.
  • Aumenta la sensibilidad a la insulina, lo que previene la aparición de diabetes mellitus tipo 2 y mejora el control glicémico.
  • Disminuye los niveles de estrés y ansiedad que muchas veces gatillan el aumento de peso.
  • Ayuda a mantener el peso corporal cuando se ha estado en un tratamiento para disminuirlo.

Exámenes complementarios para planificar entrenamiento:

Calorimetría en ejercicio

Determina la utilización de grasas y gasto calórico asociado a distintas intensidades de ejercicio, además de medir la capacidad física del paciente y, con eso, optimizar la indicación de ejercicio.

Este examen utiliza el análisis de los gases respiratorios durante la realización de un ejercicio que va aumentando su intensidad. Con esto se obtienen variables de condición física, como consumo peak de oxígeno (VO2 peak); umbrales ventilatorios y variables metabólicas, como el gasto calórico asociado a las distintas intensidades de ejercicio y utilización de sustratos (carbohidratos y grasas).

Bioimpedanciometria octopolar 

Evalúa la composición corporal (cantidad de masa muscular y grasa, en forma global y segmentaria), con la finalidad de establecer un objetivo concreto y cuantificable con el cual el kinesiólogo basa su prescripción de ejercicio.

Las Enfermeras juegan un rol clave dentro de Centro de Nutrición y Enfermedades Metabólicas.

Se encargan de entregar:

  • Apoyo clínico
  • Apoyo educativo
  • Orientación en todas las etapas del tratamiento médico y/o quirúrgico al paciente.

Establecen contactos con los diferentes profesionales del Centro y de la Clínica  para gestionar una atención integral, segura y de calidad para el paciente que ingresa a los programas de salud. Además, entregan apoyo al médico en el proceso de atención.

El Equipo de  Enfermería que trabajan en forma activa en el  CNEM está formado por:

  • Pamela Gallardo, Enfermera Coordinadora.
  • Alexandra Castillo, Enfermera Navegadora
  • Katherine Ramírez, Enfermera Navegadora.